Publicidad

París, 9 ene (EFE).- La ministra de Deportes, Amélie Oudéa-Castéra, ha pedido excusas al presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, por mofarse de Zinedine Zidane en relación con la prolongación del contrato con el seleccionador, Didier Deschamps.

La ministra francesa de Deportes Amélie Oudéa-Castera, en una foto de archivo. EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT-TESSON

En un mensaje en su cuenta de Twitter, la ministra considera que las polémicas palabras de Le Graët el domingo en una emisora de radio están “de nuevo fuera de lugar”, con el agravante de que además hay “una falta vergonzosa de respeto que nos choca a todos contra una leyenda del fútbol y del deporte”, en referencia a Zidane.

Zinedine Zidane, exinternacional francés y exentrenador del Real Madrid.EFE/EPA/Mohammed Badra

“Un presidente de la primera federación deportiva de Francia no debería decir eso”, añade antes de reclamar “excusas por esas palabras de más sobre Z. Zidane, por favor”.

Le Graët habló en la emisora RMC sobre la antigua estrella de la selección francesa y del Real Madrid en un tono de desdén sobre las especulaciones de que pudiera ser el próximo seleccionador francés, una opción descartada con el anuncio por la FFF este pasado sábado de la prolongación del contrato con Didier Deschamps hasta julio de 2026, es decir, hasta el próximo Mundial.

El presidente de la federación dudó de que Zidane vaya a entrenar la selección de Brasil como se decía en la emisión y añadió: “Me importa un bledo, ¡que se vaya donde quiera! Puede ir donde quiera, a un club…”.

Hizo hincapié en que en ningún momento se habían planteado la posibilidad de no renovar el contrato con Deschamps, que “es irreemplazable”.

Preguntado sobre si Zidane le había llamado en los últimos días, Le Graët respondió que si lo hubiera hecho “no le habría cogido siquiera el teléfono”. “Para decirle qué. Hola señor, no se preocupe búsquese otro club, yo me quedo con Didier”.

Las palabras del presidente de la FFF provocaron la respuesta indignada de personalidades del fútbol como la estrella de la selección, Kylian Mbappé, que en su cuenta de Twitter subrayó que “Zidane es Francia. No se le falta el respeto así a la leyenda”.

Unas declaraciones que le pueden costar caro, teniendo en cuenta que Le Graët tiene que comparecer mañana con vistas a la elaboración de una auditoría del Ministerio de Deportes sobre las acusaciones que pesan sobre él por acoso sexual.

Publicidad