Johannesburgo, 4 ene (EFE).- El incendio desatado este domingo en el Parlamento de Sudáfrica, en Ciudad del Cabo (suroeste), fue “contenido” hoy después de que las llamas se reavivaran anoche, confirmaron las autoridades.

EFE/EPA/STRINGER

“El estallido de fuego que ocurrió ayer por la tarde ha sido ahora contenido”, confirmó este martes a través de Twitter el portavoz del Parlamento, Moloto Mothapo.

El presidente del Consejo Nacional de las Provincias (el Senado sudafricano), Amos Masondo, ya confirmó ayer que el incendio había ocasionado la “quema completa de la cámara de la Asamblea Nacional (cámara baja)” y de varias oficinas de ese edificio, así como parte de los bloques colindantes.

El responsable de Seguridad del Ayuntamiento de Ciudad del Cabo, Jean-Pierre Smith, reveló que a causa de los nuevos fuegos que emergieron este lunes “el cuarto y quinto piso de la nueva ala (la que aloja la Asamblea Nacional) están completamente destruidos”, según recogen medios locales.

Sin embargo, la biblioteca del Parlamento, el museo, las obras de arte que aloja el inmueble y la planta baja del edificio más antiguo del recinto (la “Antigua Asamblea”) no han sufrido daños.

Según declaró a los medios el jefe de los bomberos, Ian Schnetler, dos camiones permanecen ahora en la zona y el edificio está siendo inspeccionado, mientras el recinto se mantiene “muy tranquilo”.

Los equipos de ingenieros y especialistas desplegados en la zona esperan tener un informe preliminar sobre las circunstancias del incendio para el próximo viernes, según explicó ayer la ministra de Obras Públicas e Infraestructuras sudafricana, Patricia de Lille.

Las autoridades creen que el fuego comenzó en “Antigua Asamblea”, cuya construcción terminó en 1884, para después extenderse al ala más nueva que aloja la actual cámara baja y sus oficinas.

Los equipos de emergencia fueron notificados del incendio alrededor las 06.00 hora local (04.00 GMT) del pasado domingo, pero se desconocen aún las causas del incendio.

Se investigan también las circunstancias que provocaron que, por ejemplo, los sensores de incendio tardaran en responder y que tampoco funcionaran los aspersores porque la válvula del agua estaba cerrada, reveló la ministra De Lille.

De Lille confirmó hoy, además, que las cámaras de seguridad funcionaban correctamente en la madrugada del suceso y que la Policía era la encargada de controlarlas.

Éste es el segundo incendio que sufre el recinto de la sede legislativa sudafricana en el último año, después del fuego de marzo de 2021, tras el cual se elaboró un informe de recomendaciones para mejorar las deficientes medidas de seguridad del edificio.

Publicidad