Publicidad

Bangkok, 20 mar (EFE).- El director de la Policía tailandesa, Torsak Sukvimol, y el subdirector Surachate “Big Joke” Hakparn fueron suspendidos este miércoles por orden del primer ministro, Srettha Thavisin, en medio de un polémico caso de sobornos que implica a grupos ilegales de apuestas en línea.

Srettha intercedió así tras semanas de polémica entre ambos mandos policiales después de que Surachate, la cara visible de la investigación contra el español Daniel Sancho, fuera investigado como sospechoso de haber recibido sobornos de casas de apuestas ilegales, informo el canal Thai PBS.

Ambos responsables policiales han sido reasignados en puestos en la sede del Gobierno y Kikrat Panphet, que también ostenta el cargo de subdirector, asumirá la posición de jefe policial en funciones.

El primer ministro indicó que la “reasignación” no es un castigo, sino una forma de garantizar que las investigaciones de los supuestos sobornos se llevan a cabo de forma transparente, y agregó que en 60 días sopesará que sean restablecidos en sus puestos de director y subdirector.

Previamente, ambos mandos policiales comparecieron en una rueda de prensa conjunta en la que el Torsak afirmó su intención de dejar la investigación de Surachate en manos de la Comisión Nacional Anticorrupción para evitar conflictos internos en la Policía.

Sin embargo, unas horas más tarde fueron suspendidos y transferidos a puestos bajo la supervisión del primer ministro.

El pasado febrero, Surachate fue señalado por la Oficina Central de Investigación (CIB), uno de los principales departamentos de la Policía, por sus supuestos vínculos con la trama de sobornos de una web de apuestas ilegales operada por Thanyanan Sucharitchinsri, también conocida como Minnie.

La investigación se centra en acusaciones por aceptación de sobornos y dejación de funciones en relación con la red, que realizó transferencias de hasta 300 millones de bat (casi 8,4 millones de dólares o más de 7,7 millones de euros).

El caso está vinculado con el registro que se produjo el pasado septiembre en la casa de “Big Joke” en Bangkok, en un momento en el que el subdirector de la Policía se postulaba para ser nombrado número uno.

El pasado domingo, la Policía dejó una cita en la residencia de Surachate para informarle de otra acusación por supuesto lavado de dinero en relación con otra casa de apuestas ilegales en internet, BNK Master.

No es la primera vez que la figura de “Big Joke”, uno de los seis subdirectores de la Policía de Tailandia, protagoniza una polémica, ya que en 2019 fue apartado del cuerpo sin mayor explicación y, un año después, cuando era jefe de inmigración, su coche fue tiroteado.

Surachate ha sido la cara más mediática de la Policía durante la investigación del caso del español Daniel Sancho por el supuesto asesinato del colombiano Edwin Arrieta el pasado agosto en la isla de Phangan.

El español, hijo del actor Rodolfo Sancho y nieto de Sancho Gracia, fue detenido el 5 de agosto, acusado de la muerte y descuartizamiento del colombiano en la comisaría de la turística isla de Phangan (sur) y luego fue trasladado a la vecina Samui.

El juicio contra Sancho tiene previsto celebrarse a partir del próximo 9 de abril en un tribunal de la isla de Samui.

Publicidad