Publicidad

Moscú, 30 ago (EFE).- El Kremlin descartó hoy la posibilidad de la participación de instituciones internacionales en la investigación de siniestro del avión en el que viajaba el jefe de Wagner, Yevgueni Prigozhin, ya que no se descarta que fuera un atentado.

“Las investigaciones están a cargo del Comité de Instrucción de Rusia, el presidente (ruso, Vladímir) Putin ya se refirió a esto. Por ello, en este caso no existe la posibilidad de una investigación internacional”, declaró en rueda de prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Según el representante del Kremlin, “existen diversas versiones, entre las cuales está un acto premeditado malintencionado”, por lo cual la investigación no se llevará a cabo del mismo modo que si fuera un simple accidente aéreo.

“Esperemos los resultados de la investigación”, añadió.

Este miércoles el diario digital independiente Meduza informó, sin revelar sus fuentes, que el Comité Interestatal de Aviación, entidad con sede en Moscú que investiga incidentes y accidentes en la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI), no investigará este suceso acorde a las normas internacionales.

Según medios internacionales, el Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos de Brasil (Cenipa) y la Empresa Brasileira de Aeronáutica (EMBRAER), fabricante de la siniestrada aeronave, expresaron su disposición a participar en la investigación del siniestro.

El avión Embraer en el que viajaba Prigozhin junto a otros nueve ocupantes, algunos altos mandos del grupo de mercenarios rusos Wagner, se estrelló hace una semana en la región de Tver mientras se dirigía de Moscú a San Petersburgo.

Las autoridades rusas identificaron a todos los pasajeros y tripulantes de la aeronave, incluyendo a Prigozhin, quien fue enterrado este martes en una ceremonia celebrada en secreto y entre estrictas medidas de seguridad.

Hasta el momento no se ha dado ninguna información oficial sobre las causas del siniestro, pero entre las principales versiones se encuentra el estallido de una bomba a bordo.

Algunos partidarios de Prigozhin, la oposición en el exilio y medios internacionales responsabilizan a Putin de la muerte del jefe del grupo de mercenarios Wagner, que se había sublevado hace dos meses contra el Kremlin.

Putin transmitió públicamente a los fallecidos sus condolencias, tras lo que Peskov negó categóricamente que el jefe del Kremlin diera la orden de liquidar al jefe de Wagner.

Publicidad