Redacción deportes, 8 ene (EFE).- El Leipzig, rival de la Real Sociedad en los dieciseisavos de final de la Liga Europa, arrancó el año con una contundente victoria, tras imponerse este sábado por 4-1 al Maguncia, en una jornada de la Bundesliga en la que el Hoffenheim prosiguió con su escalada en la clasificación, en la que los de Sebastian Hoeness son ya terceros, al doblegar por 3-1 al Augsburgo.

EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

Ni el tempranero tanto del austríaco Michael Gregoritsch, que abrió el marcador para los visitantes a los 5 minutos de juego, impidió un nuevo triunfo del Hoffenheim, que encadenó su séptima jornada consecutiva -cinco victorias y dos empates- sin perder.

Un triunfo en el que jugó un papel fundamental el atacante togolés Ihlas Bebou, que dio la vuelta al tanteador (2-1) con un doblete en los últimos siete minutos del primer período.

Circunstancia que llevó al preparador del Augsburgo, Markus Weinzieri, a hacer debutar al joven delantero estadounidense Ricardo Pepi, de tan sólo 18 años, que llegó la pasada semana al conjunto alemán procedente del Dallas FC.

Pero ni la presencia de Pepi, el fichaje más caro en la historia del Augsburgo, tras pagar 20 millones de euros, pudo impedir el triunfo de Hoffenheim, que redondeó el marcador con un gol (3-1) de David Raum en el tiempo de prolongación.

Más contundente se mostró el Leipzig que se impuso por 4-1 a un Maguncia, que no pudo superar la expulsión del defensa Alexander Hack, que vio la tarjeta roja a los 19 minutos de juego tras cortar con la mano un balón en el área.

Una acción que propició el penalti que permitió al portugués André Silva firmar desde el punto de penalti el primero de los dos tantos que anotó en el encuentro.

Pero si el internacional luso, que sumó su cuarta diana en las cuatro últimas jornadas, volvió a destacar por su efectividad, la gran estrella del conjunto local fue el delantero francés Christopher Nkunku.

Y eso que el atacante galo permaneció en el banquillo en la primer tiempo, pero a Nkunku le bastó con tan sólo cuarenta y cinco minutos para acaparar todos los focos con un gol y dos asistencia en la segunda mitad.

Una sensacional actuación que permitió a los de Domenico Tedesco no sólo olvidar la derrota y empate con las que cerró el año 2021, sino volver a meterse de nuevo de lleno en la pelea por los puestos europeos.

El mismo objetivo por el que pelea el sorprendente Friburgo, cuarto clasificado, pese a dejarse escapar (2-2) ante el Arminia Bielefeld una victoria que parecía tener asegurada tras situarse con una ventaja de 2-0 en el marcador.

Pero los tantos de japonés Masaya Okugawa y del francés Bryan Lasme, que estableció en el 87 el definitivo 2-2, evitaron el triunfo de un Friburgo, que pese a todo seguirá ocupando una de las cuatro plazas que dan derecho a disputar la próxima edición de la Liga de Campeones.

Un puesto por debajo del Friburgo, en la quinta plaza, se situó el Bayer Leverkusen tras empatar este sábado 2-2 con el Union Berlín, gracias a un gol del defensa Jonathan Tah a falta de seis minutos para la conclusión.

Por su parte, el Stuttgart sigue sin poder alejarse de la zona baja de la clasificación tras ser incapaz de pasar este sábado del empate (0-0) en su visita al campo del colista, el Greuther Furth.

Publicidad