Madrid, 4 nov (EFE).- El Olympique de Lyon se convirtió en el primer equipo en certificar su clasificación para los octavos de final de la Liga Europa al imponerse este jueves por 3-0 al Sparta de Praga, en una jornada en la que el West Ham perdió la oportunidad de sellar su billete para la siguiente ronda tras dejarse escapar la victoria (2-2) en el campo del Genk con un gol en propia meta en los minutos finales.

EFE/EPA/LESZEK SZYMANSKI POLAND OUT

Una clasificación para los octavos de final que se complicó de manera notable el Betis, tras caer goleador por 4-0 ante el Bayer Leverkusen, en un encuentro en el que el conjunto verdiblanco sucumbió ante la velocidad del francés Moussa Diaby, que cerró el encuentro con un doblete y una asistencia.

Marseille (France), 24/10/2021.- Duje CALETA-CAR of Olympique Marseille reacts during the UEFA Europa League Group E soccer match between Olympique Marseille and SS Lazio at the Velodrome Stadium in Marseille, southern France, 04 November 2021. (Francia, Marsella, Roma) EFE/EPA/ALEXANDRE DIMOU

No más sencillo parece el camino de la Real Sociedad, el flamante líder de la Liga española, para alcanzar la primera plaza del grupo B, la única que garantiza el acceso directo a los octavos de final, tras ser incapaz de pasar del empate en casa (1-1) ante el Sturm Graz austríaco, colista del grupo, en un encuentro en el que los donostiarras pagaron su falta de puntería.

Un problema que no parece afectar al Lyon, el equipo más goleador de la competición, que prolongó su pleno de victorias al imponerse por 3-0 al Sparta de Praga, en un encuentro en el que volvió a marcar el delantero camerunés Karl Toko Ekambi, que suma ya seis tantos en el torneo.

Aunque el gran protagonista del encuentro fue el delantero argelino Islam Slimani que con dos goles en los primeros veinte minutos de la segunda mitad encarriló el triunfo del conjunto francés, que se encargó de redondear (3-0) Toko Ekambi, exjugador del Villarreal, con un tanto en el tiempo de prolongación.

Una goleada que permitió al Olympique de Lyon certificar a falta de dos jornadas para la conclusión de la fase de grupos su clasificación para los octavos de final, tras asegurarse la primera plaza del grupo A.

Clasificación matemática que se le escapó al West Ham, que hasta ahora contaba por victorias sus partidos, tras empatar este jueves 2-2 en el campo del Genk belga, en un encuentro en el que el conjunto inglés vencía por 1-2, gracias a un doblete del argelino Said Benrahma, a falta de dos minutos para la conclusión.

Pero un gol en propia meta del checo Tomas Soucek retrasó la clasificación de los “hammers”, que pese a la igualada siguen liderando con claridad el grupo H con una ventaja de cuatro puntos sobre el Dinamo de Zagreb, que se impuso por 3-1 al Rapid de Viena.

Un primer puesto que se complicó para el Betis, que ya no depende de sí mismo, tras caer por 4-0 ante el Bayer Leverkusen, que se afianzó en el liderato del grupo G, tras imponerse con claridad al conjunto andaluz que no podrá contar en la próxima jornada con el francés Nabil Fekir, expulsado, tras protagonizar un enganchón con Kerem Demirbay en el tiempo de prolongación.

Por su parte, la Real Sociedad, pese a dejarse escapar dos puntos en casa (1-1) ante el Sturm Graz, que hasta ahora no había puntuado en la competición, sigue dependiendo de su mismo para concluir como primero de grupo.

Un objetivo nada sencillo, sin embargo, para los de Imanol Alguacil, que ocupan la segunda plaza del grupo B, que deberán vencer en las dos últimas jornadas al Mónaco y al PSV, que empataron este jueves 0-0 en el Principado, para lograr el primer puesto.

Primera plaza por la que pelearán en el grupo E el Galatasaray, que conservó el liderato tras empatar 1-1 en Estambul con el Lokomotiv de Moscú, así como el Lazio y el Olympique de Marsella, que se aferró a sus opciones de clasificación tras igualar este jueves en casa 2-2 con el Lazio gracias a un gol a los 82 minutos de Dimitri Payet, que en el 90 pudo dar el triunfo a los del argentino Jorge Sampaoli con un remate que se estrelló en el larguero.

Quien no falló fue el Nápoles, líder invicto de la Liga italiana, que se aupó al liderato del grupo C, tras golear por 1-4 al Legia de Varsovia, en un choque en el que el internacional mexicano Hirving “Chucky” Lozano contribuyó al triunfo de los de Luciano Spalleti con un gol.

Un triunfo que situó al conjunto italiano con un punto de ventaja sobre el Legia de Varsovia y dos sobre el Leicester, que perdió la oportunidad de situarse en la primera plaza, tras empatar 1-1 en casa con el Spartak de Moscú, en una partido en el que Jamie Vardy desperdició un penalti para los locales a quince minutos para el final.

Por su parte, el Eintracht de Fráncfort dio un paso de gigante para concluir como líder del grupo D, tras imponerse este jueves por 1-2 al Olympiacos con un gol en el tiempo de prolongación del noruego Jens Hauge, que permitió al conjunto alemán situarse con una ventaja de cuatro puntos sobre el equipo griego, segundo clasificado.

Publicidad