Publicidad

Santiago de Chile, 18 nov (EFE).- El ministro de Hacienda de Chile, Mario Marcel, descartó este viernes que vaya a haber “alzas súbitas y significativas” en el precio del transporte colectivo, pero admitió que en el futuro habrá subidas “graduales y prudentes” de las tarifas del transporte para aligerar costes estatales.

“No habrá alzas repentinas ni bruscas en los precios del transporte, lo que se haga se hará con gradualidad, prudencia y respeto”, aseguró el titular de Hacienda en declaraciones ante la prensa.

Marcel aseguró que muchas familias chilenas están en una situación económica complicada debido a la inflación que sacude el país y que, por ello, toda subida en los precios del transporte se hará considerando las dificultades de la población.

Sin embargo, el ministro dijo que los precios del transporte llevan congelados tres años y que, ante la subida generaliza de los precios, el transporte también debe actualizar sus tarifas: “El Estado debe priorizar sus gastos porque no tiene recursos ilimitados para financiar crecientes subvenciones”, matizó el Marcel.

El precio de la vida en Chile registró en 2021 su máximo en catorce años, con una inflación del 7,2 %, y el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anotó en octubre de este año una subida de un 12,8 % en doce meses.

La prudencia del Gobierno a subir los precios del transporte público evoca a la contestación ciudadana que tuvo la última alza de esas tarifas en octubre de 2019, que se coge como la chispa de las protestas del denominado “estallido social” que llevaron al país a iniciar el proceso constitucional en el que está inmerso.

Publicidad