Publicidad

Madrid, 3 dic (EFE).- Cientos de personas, tanto políticos como compañeros de profesión y ciudadanos particulares pasaron por la capilla ardiente de la artista española Concha Velasco, que se instaló en el popular Teatro de la Latina de Madrid, a donde llegaron sus restos, recibidos al grito de “viva Concha” y “bravo”.

La actriz y cantante española falleció este sábado a los 84 años en un hospital de Madrid, según confirmaron sus hijos, Manuel y Paco, quienes hoy calificaron a su madre como un “ser humano excepcional”.

Con la voz entrecortada, su hijo Manuel atendió a los medios ante las puertas del Teatro de la Latina -que hoy canceló todas sus funciones-, antes de la llegada del féretro a uno de los escenarios donde la actriz representó “algunas de sus obras más bonitas”.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a las puertas de la capilla ardiente de la actriz y cantante Concha Velasco, instalada este sábado en el Teatro de La Latina de Madrid. EFE/ Víctor Lerena

Un escenario que hoy no tenía telón, sino una gran fotografía de Concha Velasco con fondo negro y donde destaca su sonrisa de carmín rojo, tan característica de la artista. Unas tablas que se llenaron también de coronas de flores para rodear el féretro.

“Era la mejor persona del mundo, la mejor madre, súper generosa con todo el mundo, atenta, preocupada y tenía un talento descomunal como actriz. Era un ser humano excepcional”, dijo Manuel.

Su hijo agradeció también al alcalde de Valladolid, su ciudad natal, Jesús Julio Carnero, que su madre vaya a ser enterrada mañana en el Panteón de Vallisoletanos Ilustres del Cementerio del Carmen, donde están enterrados “otros grandes de la cultura española”, como los escritores Miguel Delibes o José Zorrilla.

El actor José Sacristán visita la capilla ardiente de la actriz y cantante Concha Velasco, instalada este sábado en el Teatro de La Latina de Madrid, tras su fallecimiento hoy a los 84 años. EFE/ Víctor Lerena

Concha Velasco, una de las actrices más populares de España, fue despedida por numerosos compañeros de profesión, entre ellos el actor Pepe Sacristán, amigo de la artista, con quien compartió escenarios y múltiples películas, o Marisa Paredes, quien declaró que su compañera de escena “lo hacía todo, todo, todo, todo, todo de verdad, cantaba, bailaba, hacía comedia, hacía drama, hacía todo, era una actriz completa, además maravillosa compañera”.

Entre los políticos, uno de los primeros que ridió homenaje a la actriz fue el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien declaró que “la cultura, y en concreto, el arte, el teatro y el cine no se podrían entender sin la aportación de Concha Velasco”, e incidió en que Concha Velasco es ejemplo de “compromiso” con España.

Entre los primeros miembros del Ejecutivo en acudir al Teatro de La Latina fue la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien contó que la trató “mucho en los últimos tiempos” y que “era una mujer que vivía España”. “Me enviaba muchos whatsapps y siempre me decía ‘tenéis que seguir trabajando. Tenéis que seguir haciendo'”, añadió Robles.

Por su parte, la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, declaró que Concha Velasco “no solo era una gran artista, una dama del teatro, del cine, de la televisión, sino también una gran persona, una persona generosa, positiva, siempre con energía, siempre ayudando a los demás”.

También acudió a despedir a la artista la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien anunció que un homenaje a la actriz fallecida.

Publicidad