Ciudad de México, 27 oct (EFE).- La exposición “Objetos y literatura” presenta en el Museo del Objeto del Objeto (MODO) de Ciudad de México la relación entre casi 800 piezas de la colección propia y la literatura, a través de fragmentos que dan un nuevo sentido a los objetos.

Una mujer toma una fotografía de la exposición "Objetos y Literatura" hoy, en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

“Hay cerca de 800 objetos —solo dos no son de la colección—. Lo que se buscó a la hora de relacionar objetos y literatura fue, entre otras cosas, poner a cada objeto como pieza de museo”, explicó a Efe Luis Rodríguez, comisario de la muestra.

Un hombre observa la exposición "Objetos y Literatura" hoy, en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

Cajas de cerillas, ventiladores, espejos, un gramófono, cilindros de cera para gramófonos, cajas de lata, candelabros y hasta una bañera o dos urinarios son solamente algunos de los casi 800 objetos que se pueden observar en la exposición.

Las piezas, variadas en forma, tamaño, color, estilo y procedencia, se combinan con medio centenar de fragmentos literarios de autores de distintos lugares del mundo. Una veintena son mujeres y los textos proceden de obras desde el siglo XI hasta contemporáneas.

Las seis salas, que se podrán visitar, desde este viernes hasta abril, llevan los nombres de “El mundo existe para convertirse en libro”, “La vida de los objetos”, “Alicia en el país de las maravillas”, “Viajes”, “Palinuro de México” y “El Principito”.

“Una de las primeras cosas fue diseñar los soportes, poner los soportes, poner espejos y otros elementos, enmarcar las obras y los textos, que también son piezas de la exposición”, detalló Rodríguez, quien dijo que la ayuda del autor de la colección —que cuenta con 150.000 objetos—, Bruno Newman, fue importante.

También contó con Antonio Soto (director de colecciones), Natalia Cheng (coordinadora de exposiciones) y Paulina Newman (directora del museo), quienes, junto a él, fueron “desempolvando, recordando y buscando” tanto piezas como textos.

“La construcción fue de ida y vuelta: había objetos que daban pie para un texto y textos que daban pie para relacionar los objetos”, explicó Rodríguez.

La exposición estaba programada para inaugurarse en 2020 como celebración del décimo aniversario del museo, pero por la pandemia tuvo que retrasarse.

Aun así, la esencia se mantiene, ya que se muestra, a través de los textos, un breve resumen de todos los objetos de la colección.

Entre los fragmentos literarios se encuentran textos de escritores como Octavio Paz, Elena Poniatowska, Jorge Luis Borges, Irene Vallejo, Julio Verne, Nellie Campobello, Juan Villoro y Lewis Carroll, entre otros.

“Sin buscarlo”, dijo Rodríguez, se dieron cuenta de que la muestra también es “una forma de promoción de la lectura”, pues las líneas que se pueden leer en cada habitación relacionadas con los objetos producen en muchos visitantes ansias de continuar investigando por su lado sobre dichos autores u obras.

Publicidad