Publicidad

Moscú, 8 nov (EFE).- El oligarca ruso Alisher Usmánov rechaza las acusaciones alemanas de blanqueo de dinero por las que la Policía registró este martes las oficinas del banco suizo UBS en Fráncfort y Múnich.

“Son infundadas, falsas y calumniosas. Usmánov respeta la ley y paga a tiempo sus impuestos en Rusia”, dijo un representante del magnate en declaraciones que recoge la agencia TASS.

La Policía registró hoy las oficinas del banco suizo UBS en Fráncfort y Múnich por sospechas de blanqueo de dinero en relación con las investigaciones contra Usmánov.

La Fiscalía de Fráncfort explicó que se registraron las oficinas de un banco para incautarse de pruebas debido a las sospechas de blanqueo de dinero contra un cliente, pero que no hay una investigación contra el banco o sus empleados.

A finales de septiembre la Policía registró también una mansión en Tegernsee (Baviera) y posteriormente un yate cerca de Bremen (norte de Alemania), vinculados con el magnate.

Según el representante de Usmánov, ni la mansión, ni el yate son propiedad del oligarca ruso.

Las autoridades judiciales sospechan que Usmanov blanqueó dinero desde 2017 y hasta 2022 procedente de fraudes fiscales.

Publicidad