Publicidad

Ciudad del Vaticano, 14 mar (EFE).- El papa Francisco ha ampliado ocho meses, hasta junio de 2025 el plazo del Sínodo de Obispos para abordar las “importantes cuestiones teológicas” emergidas en su última reunión, como la mayor presencia de la mujer en puestos de poder.

El documento final de la primera reunión del Sínodo, publicado el 28 de octubre pasado, instaba a garantizar que las mujeres tengan mayores responsabilidades dentro de la Iglesia y a estudiar la eventualidad de un diaconado femenino.

El Vaticano celebra desde 2021 esta importante reunión de obispos de todo el mundo para reflexionar, en esta edición, sobre la “sinodalidad”, es decir, sobre la unidad de la Iglesia católica, integrando por primera vez a laicos y mujeres con derecho a voto.

Este Sínodo, que en el pasado trató otros temas como la familia, el ecologismo o incluso la Amazonía, debía concluir con la asamblea de octubre de 2024, pero el papa ha decidido dar más tiempo dadas “las múltiples e importantes cuestiones teológicas (…) no exentas de repercusiones jurídicas y pastorales” que han ido surgiendo en las reuniones.

“Esas cuestiones, por su naturaleza, exigen ser afrontadas con un espíritu más profundo. Al no ser posible este estudio en la segunda sesión (octubre 2024), dispongo que se asigne a grupos específicos para que se proceda a un examen adecuado”, ha ordenado por carta al secretario del Sínodo, el cardenal Mario Grech.

“Los grupos de estudio ofrecerán un primer informe de su actividad en la segunda sesión del Sínodo (el próximo octubre) y, posiblemente, terminarán su mandato antes de junio de 2025”, zanja el pontífice en la misiva.

Francisco ha ordenado que estos grupos se ocupen de diez temas que van desde la relación con las Iglesias orientales, “la escucha del grito de los pobres”, el mundo digital o los pasos del ‘ecumenismo’, el proceso hacia la unidad de los cristianos.

Pero también, entre otros temas, deberán tratar “algunas cuestiones teológicas y canónicas en torno a específicas formas ministeriales” contenidas en los artículos 8 y 9 del último documento del Sínodo.

Este último considera “urgente garantizar que las mujeres puedan participar en los procesos de toma de decisiones y asumir funciones de responsabilidad en el trabajo pastoral y el ministerio” y pide una “amplia reflexión” sobre el diaconado femenino, un tema que ha dividido considerablemente al Sínodo.

El cardenal Grech presentó este jueves dos documentos preparatorios para la asamblea del próximo octubre, anunciando que el tema central será “cómo ser Iglesia sinodal en misión”.

Publicidad