Publicidad

Ciudad del Vaticano, 13 dic (EFE).- El papa Francisco aclaró todo con el nuevo presidente argentino, Javier Milei, después de los ataques que le dirigió pues en la campaña electoral “se dicen cosas para llamar la atención, pero que después caen solas”, explicó en una entrevista emitida en el canal mexicano ‘Nmas’.

Por otra parte, el papa confirmó que tiene pendiente el viaje a Argentina y que “se verá como van las cosas”.

A la pregunta de la periodista mexicana Valentina Alazraki sobre Milei y sus declaraciones en las que “parecía que no le tenía mucha simpatía”, el papa explicó: “En la campaña electoral se dicen cosas en broma, digo entre comillas, se dicen seriamente, pero son cosas provisorias. Cosas que se usan para crear un poco de atención, pero que después caen solas”.

” Hay que distinguir mucho entre lo que dice un político en la campaña electoral y lo que realmente va a hacer después, porque después viene el momento de lo concreto, de las decisiones, de esas cosas”, dijo el papa.

Y sobre sí se aclararon en la conversación telefónica que mantuvieron tras la victoria en las elecciones, el papa dijo que “si” y agregó: “yo le hago fe siempre a los políticos. Le hago fe… porque creo que la política, no lo dije yo, lo dijo un papa anterior, es la forma más elevada de la caridad, el amor al pueblo, el amor político”.

Sobre sus próximos viajes internacionales, el papa destacó que “está asegurado uno a Bélgica” y “hay dos claros pendientes, uno a la Polinesia y otro a Argentina, que están ahí pendientes, veremos cómo se da la cosa, pero con el tiempo voy a ir retomando las cosas”.

También reveló que no será enterrado en las grutas vaticanas como el resto de pontífices sino en la basílica de Santa María la Mayor, en Roma, donde ya se ha preparado la capilla.

Explicó que se lo ha prometido a la Virgen y que ya está preparado el lugar en Santa María Mayor, la basílica papal a la que acude frecuentemente para rezar y también antes y después de cada viaje ante el icono de la virgen ‘Salus Populi Romani’, patrona de Roma.

En la entrevista el papa también adelantó que como ya sucedió con el funeral del papa Benedicto XVI, el suyo también será unas exequias de carácter sencillo y con un nueva ceremonia aún más simple.

Y sobre su salud, después de haber pasado una bronquitis, aseguró que se encuentra “bastante bien”: “Me siento bien, me siento mejorado. A veces me dicen que soy imprudente porque tengo ganas de hacer y de moverse. ¿Entonces son buenas señales?”.

Y destaca que por el momento no ha pensado en la renuncia y que será lo dirá “el Señor, cuando Él quiera”.

Publicidad