Publicidad

Ciudad del Vaticano, 3 dic (EFE).- El papa Francisco aseguró hoy que reza “por las víctimas del atentado” registrado en Filipinas, donde al menos cuatro personas han perdido la vida y otras 42 resultaron heridas a raíz de una explosión ocurrida durante una misa católica en Marawi, en el sur del país.

“Deseo asegurar mis oraciones por las víctimas del atentado que ha tenido lugar esta mañana en Filipinas, donde ha estallado una bomba durante una misa”, dijo el papa en un llamamiento que fue leído por uno de sus colaboradores debido a la inflamación pulmonar de la que se recupera.

“Estoy cerca de las familias, de la gente de Mindanao que ya ha sufrido tanto”, añadió Francisco, que rezó por segundo domingo consecutivo el Ángelus en su residencia de Casa Santa Marta en lugar de asomado a la Plaza de San Pedro, donde miles de fieles siguieron sus palabras a través de las pantallas de televisión.

La explosión, de la que se desconoce su autoría, sucedió alrededor de las 7.00 hora local (GMT +8) en un gimnasio de la Universidad de Mindanao donde se celebraba un acto religioso al que atendieron decenas de personas.

Muchos de los asistentes eran estudiantes universitarios, según las autoridades, que han iniciado un operativo para determinar quien está detrás del ataque, mientras que el gobernador de Lanao del Sur, cuya capital es Marawi, calificó el ataque como un atentado terrorista con bomba.

En 2017, Marawi fue el escenario de un sangriento enfrentamiento a raíz de que grupos yihadistas afines al Estado Islámico (EI) tomaran el 23 de mayo parcialmente la ciudad, donde entraron con banderas y estándares del EI.

Publicidad