Santiago de Chile, 15 jun (EFE).- El Parlamento de Chile retomó este martes la discusión de un proyecto de ley que permite el matrimonio igualitario, atascado desde 2017, después de que el presidente del país, Sebastián Piñera, lo respaldara públicamente y otorgara carácter de “urgencia” a su tramitación.

El articulado de la iniciativa, presentada durante el segundo gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet (2014-2018), será discutida primero en el Senado y luego en la Cámara de Diputados.

“Nos asiste la convicción de avanzar en esta materia”, dijo el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Juan Jose Ossa, en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado, donde comenzó la discusión.

“La igualdad debe ser la regla”, agregó por su parte la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

La iniciativa, presentada durante el segundo Gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet y que podría convertir a Chile en el octavo país latinoamericano en legalizar el matrimonio gay, será discutida primero en el Senado y luego en la Cámara de Diputados. EFE/Felipe Trueba/Archivo

El matrimonio entre personas del mismo sexo se ha convertido en los últimos años en una de las mayores luchas de los colectivos LGTBI en Chile, donde los homosexuales solo pueden unirse desde 2015 bajo la figura legal de Acuerdo de Unión Civil (AUC), similar a la pareja de hecho, pero no permite la adopción.

De aprobarse, Chile se convertiría en el octavo país latinoamericano en legalizar el matrimonio gay tras Argentina, Brasil, Colombia, México, Uruguay, Ecuador y Costa Rica.

En enero de 2020, el Senado chileno decidió aprobar la idea de legislar el proyecto, pero no avanzó en su articulación ante la férrea oposición de los partidos conservadores que integran la coalición oficialista “Chile Vamos”.

Dando un giro a su postura sobre el matrimonio igualitario y en contra de lo que defienden algunos de sus socios de Gobierno, especialmente en las filas de la ultraconservadora UDI y de RN, Piñera pidió sorpresivamente a los legisladores tratar el proyecto con “urgencia”, un mecanismo que permite apurar su tramitación parlamentaria.

“Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país”, expresó el mandatario el pasado 1 de junio en su última rendición de cuentas ante el Parlamento.

De esta manera, añadió, “todas las personas, sin distinguir por orientación sexual, podrán vivir el amor y formar familias con toda la protección y dignidad que necesitan”.

Piñera, un multimillonario católico que llegó al poder en marzo de 2018 para un segundo mandato no consecutivo, había desechado en 2019 la idea de impulsar el proyecto en el Congreso.

TXT