Publicidad

Lisboa, 26 mar (EFE).- El Parlamento de Portugal inició este martes una nueva legislatura tras las elecciones del 10 de marzo, con una mayoría de diputados de derecha, de los que 80 son moderados de la coalición ganadora Alianza Democrática (AD), 50 ultras del partido Chega y 8 de Iniciativa Liberal (IL).

Los diputados fueron llegando a primera hora de la mañana a la unicameral Asamblea de la República (Parlamento), donde se saludaron y charlaron de forma distendida.

En los asientos del Gobierno se sentó el primer ministro designado, Luís Montenegro, líder de AD, y sus colaboradores, aunque el dirigente político todavía no ha anunciado su Ejecutivo, que tomará posesión el 2 de abril.

A falta de un presidente de la cámara, el encargado de abrir la sesión fue el jefe de la bancada de la principal formación que integra AD, el Partido Social Demócrata (PSD), Joaquim Miranda Sarmento, que estaba sentado al lado de Montenegro.

En un breve discurso, Miranda Sarmento dio la bienvenida a los 230 diputados, “que ahora inician funciones, sin olvidar a aquellos que sirvieron a esta Asamblea y al país en la última legislatura, la 15ª legislatura, y que ahora no retoman su lugar de diputados, y agradecer a aquellos que han cesado sus funciones el trabajo que ejercieron a favor del país y de los portugueses”.

Deseó que cuando termine esta legislatura, “en septiembre de 2028, el país pueda estar mejor, el país pueda estar más desarrollado, más rico, más próspero y también más justo”.

Pese a que Miranda Sarmento habló del fin de la legislatura en septiembre de 2028, lo cierto es que hay dudas de que Montenegro y su futuro Gobierno puedan completarla debido a su ajustada victoria frente al Partido Socialista, que tiene 78 escaños, y a su negativa a pactar con Chega.

Miranda Sarmento dio paso al diputado que lleva más tiempo en el Parlamento, António Filipe, del Partido Comunista Portugués, para que presidiera esta sesión a la espera de que en la tarde de este martes se vote al candidato propuesto por el PSD para ser presidente de la cámara, José Pedro Aguiar Branco.

Filipe se levantó de su escaño para ocupar el puesto del presidente del Parlamento y bromeó con que nunca se hubiera imaginado cuando entró por primera vez en la asamblea con 26 años que se vería algún día en esta situación.

Elegidos también los dos secretarios temporales para esta sesión, Filipe pasó a presentar el primer proyecto de resolución de esta legislatura, apoyado por todos los grupos parlamentarios, para constituir una comisión provisional que verifique los poderes de los diputados electos.

Tras leer los nombres de integrantes de esa comisión, Filipe suspendió la sesión hasta las 15.00 hora local (misma hora GMT), cuando se votará al presidente de la cámara.

Tras la mayoría absoluta del Partido Socialista en la legislatura anterior, AD cuenta con 80 escaños (78 del PSD y 2 del CDS-PP), seguido por los socialistas con 78 diputados y el ultraderechista Chega, con 50.

La formación de extrema derecha fue el partido que más creció en los comicios del 10 de marzo, al más que cuadruplicar sus escaños, que pasaron de 12 a 50.

Publicidad