Publicidad

Nueva York, 1 dic (EFE).- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este jueves con una subida del 2,74 %, hasta 82,76 dólares el barril, continuando con la tendencia marcada en las dos pasadas jornadas, con los inversores animados por la relajación de las restricciones en algunas ciudades chinas y a la espera de la próxima reunión de los países de la OPEP+.

A las 9.00 hora local de Nueva York (14.00 GMT), los contratos de futuros del WTI para entrega en enero sumaban 2,21 dólares con respecto al cierre de la jornada previa.

El petróleo de referencia estadounidense subía de nuevo esta mañana después de que algunas ciudades chinas como Pekín, Cantón (sureste), o Chengdu (centro) relajaron algunas de sus restricciones contra los rebrotes de covid-19, después de varias jornadas de protestas y de que la viceprimera ministra, Sun Chunlan, declarase que China está en una “nueva situación”.

Por otra parte, los inversores siguen esperando la reunión del próximo 4 de diciembre de los países productores de petróleo, con los analistas divididos entre los que creen que no tomarán ninguna nueva medida y quienes piensan que la OPEP y sus socios podrían decidir nuevos recortes en la producción.

También está influyendo en la renovada fortaleza del WTI una nueva bajada de los inventarios de petróleo en Estados Unidos por encima de las expectativas.

La Administración de Información de la Energía informó ayer de que los inventarios de crudo en Estados Unidos se redujeron la semana pasada en 12,6 millones de barriles, frente a la caída de 2,76 que esperaban los analistas.

Por otro lado, las reservas de gasolina subieron en 2,8 millones de barriles y la de otros productos destilados 3,5 millones.

Publicidad