Río de Janeiro, 7 ene (EFE).- El técnico portugués Paulo Sousa llegó este viernes a Río de Janeiro “entusiasmado” y con una “emoción total” por iniciar su andadura en el banquillo del Flamengo, con el que firmó un contrato de dos años.

“Dentro de la carrera de un técnico estas oportunidades no se presentan muchas veces. El Flamengo siempre está presente en todo aquel que ama el fútbol, ​​en los cuatro rincones del mundo”, dijo Sousa en declaraciones a su nuevo club.

“Cuando uno tiene la oportunidad de poder representar un club de esta grandeza, la emoción es total. No sólo mía, sino también de toda mi familia, de poder estar en este proyecto”, completó.

El exseleccionador de Polonia, de 51 años, desembarcó en la mañana de este viernes en el aeropuerto internacional de Galeao, en Río de Janeiro, y nada más aterrizar se enfundó la camiseta del ‘Fla’, el equipo más popular de Brasil.

“Somos conscientes de que tenemos que trabajar. Tenemos mucha calidad en el elenco, pero no es suficiente. La calidad individual no es sinónimo de victorias. Tenemos que trabajar más que los otros para mostrar esa calidad”, advirtió.

Sousa alabó las “condiciones extraordinarias” del Flamengo por sus recursos humanos, lo que, a su juicio, le permitirá desarrollar un “mejor trabajo”.

“La expectativa es inspirar, conquistar y unir a la afición para nuevamente conseguir las victorias”, manifestó el preparador luso, que ha llegado acompañado de su comisión técnica.

Una vez finalizó su carrera como jugador, Sousa inició su carrera en los banquillos en la selección portuguesa sub-16 entre 2005 y 2008.

Su primera experiencia en clubes fue en el Queens Park Rangers, en 2008, y después dirigió al Swansea (2009) y Leicester (2010), en el fútbol inglés.

Posteriormente, entrenó al Maccabi Tel Aviv de Israel, (2013), al Basilea de Suiza (2014), a la Fiorentina de Italia (2015) y al Bordeaux de Francia (2019), entre otros.

Publicidad