Publicidad

Buenos Aires, 24 ene (EFE).- El presidente argentino, Alberto Fernández, recibió este martes en calidad de anfitrión a los asistentes a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se desarrolla en Buenos Aires en medio de estrictas medidas de seguridad.

Los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel; Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Honduras, Xiomara Castro; de Bolivia, Luis Arce; de Colombia, Gustavo Petro, figuran entre los mandatarios que llegaron puntualmente al lugar donde se celebra el cónclave.

Previamente, el canciller argentino, Santiago Cafiero, había dado la bienvenida a los ministros de Relaciones Exteriores que llegaron al hotel Sheraton, sede de la cumbre, que amaneció rodeado de fuertes medidas de seguridad.

Las inmediaciones del lugar se encuentran cercadas por vallas que impiden a los transeúntes acercarse al lugar donde una quincena de presidentes de América Latina y el Caribe debatirán este martes acerca de la situación en la región.

El hotel está protegido por especiales medidas de la seguridad, ya que a lo largo de la jornada están previstas varias concentraciones de protesta, por un lado, contra la participación de Venezuela -cuyo presidente, Nicolás Maduro, finalmente no viajó a Buenos Aires- y por otro, contra el Gobierno de la presidenta peruana, Dina Boluarte, también ausente en esta cita.

Uno de los puntos de atracción de la cumbre es el retorno de Brasil a la Celac de la mano del ptresidente Lula da Silva, después de que su antecesor, Jair Bolsonaro, decidiera salir del foro en 2020.

La víspera del cónclave estuvo maracada por el aviso, a última hora, de la ausencia del el mandatario venezolano Nicolás Maduro, cuestionado por las denuncias de violaciones a los derechos humanos, al igual que su par cubano, Miguel Díaz-Canel -presente en Buenos Aires- y el nicaragüense Daniel Ortega, quien optó por quedarse en Nicaragua.

La apertura de la reunión corrió a cargo del presidente Alberto Fernández, anfitrión del encuentro, por ser Argentina el país que ejerce la presidencia pro tempore del foro regional. Por su parte, el canciller Santiago Cafiero será encargado de dar lectura al informe de gestión ante los mandatarios.

El diálogo entre los jefes de Estado y de Gobierno de la Celac se realizará a puertas cerradas, al igual que el almuerzo oficial y las reuniones bilaterales.

Al final de la jornada, previsto para las 17:00 horas (20:00 GMT), se publicará la declaración de la Cumbre, que se prevé que aborde temas como cambio climático, género, infraestructura, lenguas indígenas, integración energética, seguridad alimentaria, entre muchos otros, y habrá una rueda de prensa.

En esta cumbre también se decidirá el cambio de presidencia pro tempore desde Argentina hacia San Vicente y las Granadinas, candidatura que, por el momento, no cuenta con el consenso del foro.

Publicidad