Publicidad

La Habana, 12 feb (EFE).- El canciller cubano, Bruno Rodríguez, agradeció este lunes a su homóloga boliviana, Celinda Sosa, la colaboración “en materia agroalimentaria” y las donaciones de medicinas y alimentos de su país a la isla, sumida en una grave crisis económica.

Según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), el reconocimiento se realizó durante las conversaciones oficiales que mantuvieron ambos cancilleres en La Habana en el marco de la primera visita oficial de Sosa a Cuba desde su asunción del cargo el pasado noviembre.

En el encuentro, Cuba y Bolivia coincidieron en “la necesidad de potenciar al máximo las relaciones económico-comerciales y crear mecanismos que generen nuevas iniciativas para su desarrollo”, señaló la nota del Minrex.

También se revisaron los acuerdos adoptados con el mecanismo bilateral de consultas políticas y “se trazaron estrategias para continuar fortaleciendo y consolidando las relaciones bilaterales”.

Rodríguez aprovechó el encuentro también para agradecer a Sosa “las muestras de solidaridad del Gobierno boliviano, incluyendo las donaciones de alimentos e insumos médicos a nuestro pueblo”.

La reunión se celebró poco después de que la canciller boliviana tuviera un encuentro con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

“Sentido encuentro tuvimos hoy con la canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Celinda Sosa. Con la hermandad que une a nuestros pueblos, hablamos de lo hecho pero también de cuánto más podemos hacer. Le agradecí el amor y la solidaridad inquebrantable de Bolivia”, escribió en redes sociales Díaz-Canel.

La visita, que no había sido anunciada por La Habana ni cuenta con momentos abiertos a los medios internacionales, concluirá con una conferencia de Sosa en la Universidad de La Habana con el título ‘La Industrialización y el Modelo Económico Social Comunitario Productivo’.

Cuba sufre una grave crisis con desabastecimiento de productos básicos (alimentos, combustible, medicinas), inflación galopante, frecuentes apagones, una fuerte depreciación de la moneda local (en el mercado informal) y un éxodo migratorio sin precedentes.

Las principales causas de esta situación son la pandemia, el endurecimiento de las sanciones estadounidenses y los errores en la política macroeconómica y monetaria nacional

Publicidad