Publicidad

Barcelona, 12 de mayo de 2024.- El Partido Socialista de Cataluña (PSC) ha emergido como el claro ganador en las recientes elecciones regionales catalanas, asegurando una impresionante victoria con 41 escaños, superando al independentista Junts por Catalunya, liderado por el ex presidente Carles Puigdemont, que obtuvo 36 escaños. Esta victoria marca un cambio significativo en el panorama político catalán, con el 89% de los votos escrutados hasta el momento.

En un giro notable, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), otro partido independentista que previamente co-gobernaba la región, experimentó un descenso dramático, perdiendo 13 escaños en comparación con las elecciones de 2021. Esto los deja con solo 20 escaños, reflejando una disminución significativa en su base de apoyo.

El Partido Popular (PP) mostró un sólido rendimiento, ascendiendo al cuarto lugar con 15 escaños, superando a Vox, que mantuvo su representación anterior de 11 escaños. Aliança Catalana, un nuevo participante en el espectro político y de inclinación ultraderechista independentista, logró asegurar dos escaños, marcando su debut en el parlamento.

La plataforma de izquierdas Comuns Sumar logró obtener seis escaños, mientras que la Candidatura de Unidad Popular (CUP), conocida por su postura separatista de izquierda, logró cuatro. En un giro desafortunado para el partido liberal Ciudadanos, no consiguieron asegurar ningún escaño, quedando fuera del parlamento regional.

Estos resultados sugieren un notable cambio en las preferencias políticas en Cataluña, con un movimiento hacia opciones más moderadas y conservadoras, alejándose de las posturas más extremas. Los ciudadanos catalanes han votado para elegir a 135 diputados regionales, donde 68 escaños constituyen la mayoría absoluta. Estos resultados podrían reconfigurar la política regional y las futuras discusiones sobre la independencia de Cataluña.

Publicidad