Publicidad

Barcelona, España – 5 de mayo.- A pocos días de las elecciones catalanas del 12 de mayo, una encuesta del diario Ara coloca al PSC de Salvador Illa como favorito, con una proyección de 39 escaños, seis más que en las últimas elecciones. JxCat, liderado por Carles Puigdemont, quedaría en segundo lugar con 32 escaños, mientras que ERC, el partido del actual president Pere Aragonès, sufriría un retroceso hasta los 24 diputados.

La encuesta, elaborada por YouGov, revela que el bloque independentista sumaría 67 escaños, a tan solo uno de la mayoría absoluta. Además de JxCat, ERC y la CUP, que obtendría 6 escaños, el bloque independentista contaría con la irrupción de Aliança Catalana, una formación de extrema derecha independentista liderada por Sílvia Orriols, que podría entrar en el Parlament con 5 diputados.

En cuanto a los partidos no independentistas, el PSC se consolida como la fuerza más votada, seguido de Vox y el PP, que se disputarían la cuarta plaza con 11 y 10 escaños respectivamente. Comuns Sumar obtendría 8 escaños, mientras que Ciudadanos desaparecería del Parlament al perder sus 6 diputados actuales.

Posibles Escenarios Post Electorales

La encuesta refleja un panorama político catalán fragmentado, con diversas opciones de pactos postelectorales:
Gobierno del PSC con apoyo de Comuns Sumar y el PP: Esta opción sumaría 57 escaños, a 8 de la mayoría absoluta, lo que requeriría la abstención de otros grupos para la investidura.

Gobierno independentista de JxCat y ERC:

Esta opción sumaría 56 escaños y necesitaría el apoyo de la CUP y la abstención de Aliança Catalana para alcanzar la mayoría absoluta.

Repetición electoral:

Ante la dificultad de alcanzar mayorías estables, la repetición de las elecciones se presenta como una posibilidad real.
Campaña Electoral Centrada en la Economía y la Independencia

La campaña electoral se ha centrado en temas como la economía, la gestión de la pandemia y la cuestión de la independencia. El PSC ha apostado por un discurso centrado en la recuperación económica y la reconciliación, mientras que JxCat y ERC han mantenido su apuesta por la independencia.

La irrupción de Aliança Catalana añade un nuevo elemento al panorama político catalán, con un discurso de extrema derecha y una defensa del independentismo que podría atraer a un sector del electorado desencantado con los partidos tradicionales.

Las elecciones del 12 de mayo serán cruciales para el futuro de Cataluña y determinarán la composición del próximo Govern y el rumbo político de la comunidad autónoma.

Publicidad