San José, 3 nov (EFE).- La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) de Costa Rica pidió este miércoles al Gobierno postergar el requisito de vacunación contra la covid-19 para los turistas internacionales debido a que considera que su aplicación golpeará fuertemente al sector en la temporada alta que está por comenzar.

A partir del 8 de enero próximo será obligatoria la vacunación contra la covid-19 para ingresar a diversos locales comerciales en Costa Rica y el Gobierno se ha comprometido a brindar un código QR en el pase de salud a los turistas vacunados que ingresen al país.

El presidente de Canatur, Rubén Acón, expresó este miércoles en una conferencia de prensa que el sector apoya la vacunación, pero afirmó que exigirla a partir de enero representará un duro golpe para la industria turística, por lo cual solicita que se postergue hasta mayo, cuando finaliza la temporada alta.

“Es inoportuno implementar esto al inicio de la temporada alta. El sector está convencido de los beneficios de la vacunación (…) pero no vemos empatía del Gobierno hacia las familias que viven de esta actividad y hacia un sector como el turismo que se ha sacrificado durante la pandemia”, expresó Acón.

El empresario dijo que durante 2021 el 47 % de los turistas que visitaron Costa Rica no estaban vacunados y que solo 6 de cada 1.000 de ellos se contagió.

Para Acón, la vacunación obligatoria a turistas representa “un daño a la imagen internacional” y dijo que “no es quebrando negocios como avanzaremos hacia la inmunidad de rebaño y la reactivación de la economía”.

El presidente de Canatur dijo que un sondeo realizado la semana pasada entre empresas turísticas determinó que hay un 15 % de cancelación de reservas y pérdidas de al menos 2,5 millones de dólares desde que a mediados de octubre el Gobierno anunció el requisito.

“La industria sigue fuertemente impactada por la pandemia. Los primeros 9 meses de 2021 tenemos un 64 % menos de visitantes que en 2019 (antes de la pandemia). Estimamos que será hasta 2024 que volveremos a niveles prepandémicos, siempre y cuando nuestras autoridades impulsen y faciliten la recuperación”, declaró.

A partir del 1 de diciembre, los locales comerciales que quieran operar a un 100 % de su aforo deberán exigir el certificado de vacunación a los clientes por medio de un código QR, y los que no lo hagan podrán funcionar al 50 %.

Sin embargo, a partir del 8 de enero el requisito será obligatorio para todos los establecimientos comerciales, con excepción de los de primera necesidad como supermercados, farmacias, entre otros.

Las cifras oficiales de Costa Rica indican que el 87,8 % de la población meta (mayores de 12 años) y el 72,7 % de la población total del país ya cuentan con al menos una dosis de la vacuna, y que 65,5 % de la población meta y el 54,2 % del total, ha recibido las dos dosis que completan el esquema.

Publicidad