Publicidad

Redacción Internacional, 10 nov (EFE).- Los huracanes y los tornados no pueden ser creados o controlados por el ser humano, como aseguran usuarios en redes sociales que cuestionan su origen natural, en un nuevo caso de desinformación climática, tras la destrucción causada por estos fenómenos recientemente.

Numerosos internautas afirman en redes sociales, principalmente en TikTok, Facebook, Twitter y Telegram, que los huracanes y los tornados no son fenómenos climáticos que se producen de forma natural, sino que son creados y controlados por el ser humano con el objetivo de “causar daños y destrucción”.

Como supuesta prueba de ello, estos mensajes difunden diversos vídeos, tanto en inglés como en español, que muestran documentos relativos a dos patentes estadounidenses, una bajo el nombre de “Dispositivo para el Control de Huracanes y Tornados” y otra con el título de “Método para el Control de Huracanes”.

Las imágenes se comparten con mensajes como este: “Sigues creyendo que los famosos tornados y/o huracanes son fenómenos de la naturaleza. Pues, déjeme decirle que no, fueron inventados por el hombre, para causar daño y destrucción”.

Algunos de estos vídeos empezaron a circular el mismo día en el que el devastador huracán Ian, de categoría 4, azotó la península de Florida.

La capacidad destructiva alcanzada por estos fenómenos es uno de los asuntos debatidos durante la vigésima séptima conferencia sobre el cambio climático que la ONU celebra desde el domingo en la localidad egipcia de Sharm el-Sheij, conocida como COP 27.

HECHOS: En la actualidad no existe ninguna tecnología capaz de crear y controlar huracanes o tornados, como confirma a EFE la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos; además, los documentos de patentes que se difunden en redes sociales, que buscaban paliar la capacidad destructiva de estos fenómenos, son solicitudes que nunca llegaron a materializarse.

DOS PATENTES QUE NUNCA SE DESARROLLARON

Los vídeos identifican dos solicitudes de patentes: la primera, que se registró en 2001, se trata de un mecanismo que emplea ondas sonoras para “afectar” a la formación y dirección de los sistemas de presiones bajas, mientras que la segunda solicitud de patente, de 2009, es sobre un método para controlar huracanes “aumentando la temperatura en el ojo y/o en el flujo de salida”, según la información disponible en Google Patents.

No obstante, esta misma información recoge que las solicitudes de ambas patentes se encuentran abandonadas.

Tal y como explica la página web de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos, esto se debe a que sus respectivos autores incumplieron los plazos de respuesta de sendas misivas en las que se planteaban las deficiencias detectadas en ambas peticiones.

En cualquier caso, en contra de lo que sostienen los mensajes falsos, ninguna de las dos patentes tenía fines destructivos. Según la descripción de las solicitudes, estos inventos estaban planteados para “evitar o reducir” las pérdidas económicas y de vidas humanas causadas por los huracanes y los tornados.

NO EXISTE NINGÚN DISPOSITIVO PARA MODIFICAR HURACANES

Por otra parte, en la actualidad “no existe ningún dispositivo que pueda controlar huracanes y tormentas”, como señalan a EFE fuentes de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Además, según explica la citada oficina en su página web, la administración estadounidense ha puesto en marcha “numerosas técnicas para modificar los huracanes”, aunque precisa que ninguna ha obtenido resultados determinantes.

Lo que sí es cierto es que actualmente existen numerosas técnicas para modificar artificialmente el clima, pero ninguna está pensada para alterar la configuración de los ciclones.

La Agencia Estatal de Meteorología de España (AEMET) recoge en su web que estos métodos están encaminados habitualmente hacia tres objetivos: “Incrementar modestamente la precipitación (10-20%), reducir el tamaño del granizo y los daños ocasionados, y dispersar la niebla localmente”.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) contabiliza más de medio centenar de países que utilizan este tipo de tecnologías.

En resumen, no existe ninguna tecnología para crear y controlar huracanes o tornados y, aunque ha habido intentos encaminados a este objetivo, ninguno ha resultado exitoso hasta la fecha.

Publicidad