Publicidad

Dublín, 9 feb (EFE).- El partido nacionalista Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA, asistió este viernes por primera vez en su historia a una ceremonia de graduación de la Policía de Irlanda del Norte (PSNI, sus siglas en inglés).

La formación republicana estuvo representada por su líder, Michelle O’Neill, quien el pasado sábado se convirtió en la ministra principal del nuevo Gobierno autónomo de poder compartido con los unionistas probritánicos del Partido Unionista Democrático (DUP), en otro momento histórico para el nacionalismo proirlandés.

El superintendente de la PSNI, Jon Boutcher, consideró hoy que la presencia de O’Neill en el este evento celebrado en Belfast es “un gesto enormemente positivo”.

“Con la restauración de la Asamblea, ahora es el momento de aprovechar la oportunidad de trabajar juntos, en vez de usar a la Policía como un instrumento político”, dijo Boutcher, tras el fin de la parálisis que ha afectado durante dos años a las instituciones de gobierno en la provincia británica.

El acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), que puso fin al conflicto, conllevó la creación de la PSNI en 2001 para sustituir al antiguo Royal Ulster Constabulary (RUC), una fuerza integrada casi exclusivamente por protestantes y considerada como sectaria por la comunidad católica-nacionalista.

No obstante, el Sinn Féin no reconoció al nuevo cuerpo policial hasta 2007 y hasta hoy se negaba a asistir a las ceremonias de graduación, después de que un informe interno de la PSNI reconoció en 2016 que este evento tenía un carácter “pseudo militarista”.

O’Neill estuvo acompañada este jueves por la viceministra principal, la unionista Emma Little-Pengelly; el representante del Sinn Féin en la Junta Policial, Gerry Kelly (exmiembro del IRA), y la ministra de Justicia, Naomi Long, del multiconfesional Partido Alianza.

Long opinó que, “aunque tenía que haber pasado hace mucho tiempo”, la asistencia de los republicanos es un “buen comienzo” para demostrar que están comprometidos con las áreas de justicia e interior.

Publicidad