Río de Janeiro, 9 jul (EFE).- La final de la Copa América, en la que Brasil y Argentina disputarán el título el sábado, tendrá 7.200 hinchas en el Maracaná, luego de que la Alcaldía de Río de Janeiro permitiera al acceso del 10 % del público al icónico estadio, en momentos en que la pandemia comienza a ceder en la ciudad.

El Alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, confirmó en rueda de prensa que aceptó la solicitud de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) tras el visto bueno de la secretaría de Salud, por la notoria reducción de casos y muertes por covid-19 en la ciudad.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus con más de 530.00 muertos y 19 millones de infectados.

Solo en Río, ya son más de 30.000 fallecidos y 372.000 positivos por el virus.

Con la medida -publicada hoy en el Diario Oficial de la ciudad y que será de carácter “excepcional y temporal”- el burgomestre dio marcha atrás a la decisión que había anunciado en junio, días antes de que comenzara la competición de no permitir público para la final del torneo.

La norma determina que las personas que asistan al Maracaná deberán presentar pruebas de diagnóstico contra la covid realizadas hasta 48 horas antes y que haya un espacio mínimo de dos metros entre cada individuo o familia.

El icónico estadio del Maracaná tiene una capacidad para 72.285 personas, por lo que estará permitido el acceso de 7.228 hinchas el sábado para el clásico.

Fotografía tomada con un drone que muestra el estadio Maracaná donde mañana se jugará el “súper clásico” entre Brasil y Argentina, hoy en Río de Janeiro (Brasil). EFE/Antonio Lacerda

La Conmebol ya había autorizado la presencia de aficionados para la final, pero faltaba la autorización de las autoridades municipales y este viernes se dio luz verde a la petición tras “supuestas” presiones, que el alcalde negó.

“Se hizo un pedido para que se permitiera el 50 % del público que fue rechazado. Supe del pedido por la prensa. La Secretaría de salud Municipal lo analizó y lo negó. Con un nuevo pedido, entendió, con toda la libertad del mundo, que el 10 % no sería problema. Yo no recibí presiones de la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB) o de la Conmebol, de nadie”, dijo Paes.

El partido entre Brasil, vigente campeón, anfitrión y favorito, y Argentina, que creció en los últimos juegos guiada por Lionel Messi, será la primera final de los dos históricos rivales sudamericanos, desde la final de la Copa América de 2007 cuando Brasil se impuso por 3-0.

El “súper clásico” entre Brasil y Argentina, tradicionales rivales del fútbol suramericano, definirá este sábado el título de la Copa América 2021, en la cuarta final que protagonizarán los dos colosos en el torneo de selecciones más antiguo del mundo.

A pesar de su histórica rivalidad, Argentina (con 14 títulos en 39 finales) y Brasil (ganador en 9 de las 20 disputadas), solo definieron el torneo entre ellos en 3 ocasiones.

La primera vez, en 1937, Argentina venció en Buenos Aires a Brasil por 2-0 en el tiempo de prórroga, tras igualar 0-0 en los 90 reglamentarios.

Pasaron casi 70 años para que los enconados rivales volviesen a encontrarse en una final. En el último partido de la Copa América Perú 2004, la suerte en la lotería de la definición desde el punto penalti favoreció a Brasil, que con un 4-2 se impuso ante Argentina tras un empate, 2-2, en el tiempo reglamentario.

Fotografía tomada con un drone que muestra el estadio Maracaná donde mañana se jugará el “súper clásico” entre Brasil y Argentina, hoy en Río de Janeiro (Brasil). EFE/Antonio Lacerda

Tres años después, en Maracaibo, Brasil se alzó nuevamente con la Copa América Venezuela 2007 al golear por 3-0 a los argentinos.

Ahora, 14 años después, volverán a encontrarse brasileños y argentinos en una final de la Copa América.

Brasil derrotó en la semifinal por 1-0 a Perú, con tanto de Lucas Paquetá, mientras que Argentina igualó 1-1 ante Colombia -con gol de Lautaro Martínez- y avanzó en la definición por cobros desde el punto penalti, en una destacada actuación del portero Emiliano Martínez, quien atajó 3 disparos de los colombianos.

Argentina había terminado como primero del Grupo A, tras empatar 1-1 con Chile y obtener victorias por 1-0 ante Uruguay y Paraguay y una goleada de 4-1 sobre Bolivia. En los cuartos de final, la Albiceleste superó por 3-0 a Ecuador.

Los dueños de casa, en tanto, lideraron el Grupo B con victorias ante Venezuela (3-0), Perú (4-0) y Colombia (2-1) y un empate (1-1) frente a Ecuador. En los cuartos de final, la Canarinha venció por 1-0 a Chile.

Para la final, los técnicos Tite, de Brasil, y Lionel Scaloni, de Argentina, deberán mantener la base titular que utilizaron en la semifinal.

Por el lado de Brasil, que no podrá tener al expulsado atacante Gabriel Jesús -sancionado con dos fechas-, la única duda sería la de Éverton Ribeiro en lugar de Éverton Cebolinha, mientras que por Argentina estaría el mismo equipo que venció a Colombia, encabezado por Lionel Messi, que busca su primer título con la Albiceleste.

Alineaciones probables:

Brasil: Éderson; Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Renán Lodi; Fred, Casemiro, Lucas Paquetá, Éverton Cebolinha (Éverton Ribeiro); Richarlison y Neymar.

Seleccionador: Tite.

Argentina: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Nicolás Otamendi, Germán Pezzella, Nicolás Tagliafico; Guido Rodríguez, Giovani Lo Celso, Rodrigo De Paul; Lionel Messi, Nicolás González y Lautaro Martínez.

Seleccionador: Lionel Scaloni.

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay).

Estadio: Estadio Maracaná, de Río de Janeiro.

Hora: 21.00 hora local (00.00 GMT del domingo).

EFE