Publicidad

Brasilia, 29 mar (EFE).- La Corte Suprema de Brasil rechazó devolverle el pasaporte al expresidente ultraderechista Jair Bolsonaro, investigado por participar en una supuesta trama golpista, después de que este lo solicitara para viajar a Israel, informó este viernes el tribunal.

El magistrado Alexandre de Moraes consideró en su decisión que la prohibición de viajar fuera de Brasil impuesta a Bolsonaro continúa siendo “adecuada y necesaria”, ya que la investigación policial sigue en curso.

“Es absolutamente prematuro retirar la restricción impuesta al investigado”, señala De Moraes, en línea con la postura de la Fiscalía General de la República, que había apuntado al “peligro” que supone la salida del expresidente para una “eventual aplicación de la ley penal”.

Bolsonaro solicitó el lunes la devolución del pasaporte, aunque fuera de forma temporal, para poder viajar a Israel junto a su familia entre el 12 y el 18 de mayo, respondiendo a una invitación del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, con quien el ultraderechista mantiene una buena relación.

En el pedido a De Moraes, la defensa del expresidente sostuvo que el viaje no acarreaba “ningún riesgo para el proceso (judicial)” debido a otros compromisos que tiene en Brasil posteriormente.

“Como es de dominio público, forma parte de la actividad política las relaciones internacionales así como ampliar el diálogo con líderes globales”, escribió uno de sus abogados, Fábio Wajngarten.

El rechazo a devolverle el pasaporte llega poco después de que el diario estadounidense The New York Times revelara que Bolsonaro pasó dos noches en la Embajada de Hungría en Brasilia en febrero.

El expresidente aseguró que había estado en la sede diplomática como “invitado” y para hablar de política con autoridades de ese país, y que cualquier otra interpretación, como su intención de pedir asilo para escapar de sus problemas legales, era “ficción”.

Sin embargo, su estancia en el recinto ocurrió apenas cuatro días después de que la Corte les impusiera medidas cautelares a él y a otros militares de su círculo más próximo.

La Policía Federal investiga a Bolsonaro por supuestamente haber considerado varias maneras de anular los resultados electorales que dieron la victoria a Luiz Inácio Lula da Silva en 2022 y de convocar nuevos comicios.

Los excomandantes del Ejército y la Aeronáutica, Marco Antonio Freire Gomes y Carlos Baptista Júnior, declararon a la Policía que se reunieron varias veces con Bolsonaro y sus asesores más próximos, y que estos les invitaron a apoyar su plan para dar un golpe.

Publicidad