Si bien ahora es conocida como la reina brasileña del pop, Anitta tuvo que sobreponerse a duras experiencias que vivió en la vida. La cantante revela que lo más difícil fue superar el abuso sexual que sufrió durante su adolescencia.

“Siempre tuve relaciones que eran violentas, en cierto modo. Cuando tenía 14 o 15 años, conocí a una persona. Le tenía miedo porque era autoritario conmigo; me hablaba de una manera autoritaria”, reveló Anitta en la serie documental Anitta: Made In Honório. “Él estaba muy enojado, muy estresado y me aterraba cómo reaccionaba cuando estaba estresado. Y terminé preguntándole si quería que fuéramos a un lugar, solo nosotros dos. En ese momento, su estrés desapareció y me preguntó si estaba segura. Dije que sí. Pero hoy, no me cabe duda que solo acepté porque me aterraba”.

La entonces jovencita quiso detener la situación, pero no lo logró.

“Cuando llegué ahí, me di cuenta de que era un error hacer eso por miedo y le dije que ya no quería”, agregó. “Pero él no me hizo caso. No dijo nada. Solo siguió haciendo lo que quería hacer. Cuando terminó, se levantó y fue a beber una cerveza, y yo solo me quedé mirando la cama manchada de sangre”.

La también compositora reconoce que “era diferente cuando era adolescente, no era quien soy ahora” y tardó mucho tiempo en poder superar esta fuerte experiencia. Además, tuvo temor a las críticas.

“Nunca hablé de esto en público”, confesó con lágrimas en los ojos. “Apenas, hace poco, dejé de culparme por lo que pasó y dejé de pensar que yo lo había provocado. Y siempre tuve miedo de lo que diría la gente. [Que] ‘Si pasó por eso ¿cómo puede ser tan atrevida sexualmente hoy?, ¿tan abierta a hacer todas esas cosas?’ ¡No sé!”.

Lo que Anitta tiene claro es que esa situación la transformó “en algo que me ayudó a salir victoriosa, a estar en una mejor posición” para enfrentar la vida.

“Así es como nació Anitta, por mi deseo y necesidad de ser una mujer valiente”, advirtió. “Que nadie me pueda lastimar jamás, que nadie me pueda hacer llorar, cuyos sentimientos nadie pueda herir y que pueda superar cualquier situación”.