Publicidad

Miami, 3 abr (EFE).- El Zoológico de Miami dio la bienvenida este miércoles a la primera cría de un cúa crestado, una rara y bella especie de ave endémica de los bosques y sabanas de Madagascar, en el sureste de África.

Fotografía cedida por el Zoológico de Miami donde se muestra la primera cría de un cúa crestado que nació el pasado 28 de marzo y se encuentra bajo supervisión constante en el Centro de Propagación Aviar del parque. El Zoológico de Miami dio la bienvenida este miércoles a la primera cría de un cúa crestado, una rara y bella especie de ave endémica de los bosques y sabanas de Madagascar, en el sureste de África. EFE/Ron Magill/Zoo Miami

La cría, que nació el pasado 28 de marzo, se encuentra bajo supervisión constante en el Centro de Propagación Aviar del parque, indicó este miércoles en un comunicado el popular zoológico.

Fotografía cedida por el Zoológico de Miami donde se muestra la primera cría de un cúa crestado que nació el pasado 28 de marzo y se encuentra bajo supervisión constante en el Centro de Propagación Aviar del parque. El Zoológico de Miami dio la bienvenida este miércoles a la primera cría de un cúa crestado, una rara y bella especie de ave endémica de los bosques y sabanas de Madagascar, en el sureste de África. EFE/Ron Magill/Zoo Miami

Los cúas crestados (Coua cristata) forman parte de la familia de los cucos y son reconocidos por su distintivo penacho gris claro y el sonido de su silbido.

Su dieta incluye una variedad de insectos, frutas, bayas, semillas y hasta pequeños reptiles.

Uno de los aspectos más fascinantes de los cúas crestados es el peculiar método de alimentación de sus crías.

Para atraer la atención de sus padres y guiarlos cuando tienen hambre, los polluelos sacuden la cabeza y abren mucho la boca enmarcada en una especie de ‘dianas’ rojas y blancas que ayuda a que les depositen la comida con más facilidad.

A pesar de estar catalogado como una especie que no se encuentra en peligro, los cúas crestados enfrentan desafíos tales como la pérdida de hábitat en Madagascar, lo que ha causado una disminución de su población.

El Centro de Propagación Aviar del Zoológico de Miami está comprometido a trabajar con la comunidad de la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA) para “aumentar las poblaciones de especies raras, en peligro de extinción y subrepresentadas”, indica la nota.

Esta iniciativa del zoológico de Miami tiene como objetivo contribuir a los esfuerzos de conservación de todas las especies que enfrentan amenazas.

Publicidad