Publicidad

Ginebra, 13 feb (EFE).- La embajadora de Israel ante la ONU en Ginebra, Meirav Eilon Shahar, aseguró hoy que la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), “perpetúa el conflicto” en Gaza tras ser durante años una “herramienta política de Hamás”, por lo que pidió a otros Estados que no la financien.

La “UNRWA no es apta para la misión que se le encomendó: tiene terroristas en sus filas, túneles bajo sus oficinas principales, enseña discursos de odio en sus escuelas y perpetúa el conflicto”, aseguró en una reunión de Estados miembros de la ONU en Ginebra con el comisionado general de la agencia, Philippe Lazzarini.

“La comunidad internacional no puede ni debe tolerar que se financie una agencia de Naciones Unidas que activamente oculta o permite actividades terroristas en Gaza”, añadió.

En los márgenes de las reuniones, la diplomática aseguró a los periodistas que las recientes acusaciones de Israel contra la UNRWA, por la presunta colaboración de algunos de sus empleados con Hamás y por el hallazgo de los mencionados túneles subterráneos, son sólo “la punta del iceberg”, ya que Israel lleva años denunciando estos vínculos.

La embajadora afirmó que ya en 2011 y 2012, cuando ella dirigía el departamento de relaciones con la ONU en el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, se envió a la UNRWA información sobre presuntos colaboradores de Hamás en el seno de la agencia, pero ésta hizo caso omiso.

“Dos de los (sospechosos) mencionados en 2011 siguen empleados por UNRWA hoy en día, uno como profesor y otro como director de escuela”, indicó la embajadora a los periodistas.

La “UNRWA ha dado empleo a terroristas durante años, y su negligencia en el pasado es precisamente lo que provoca escepticismo en Israel al respecto de sus intenciones de afrontar los problemas presentes”, declaró ante los embajadores de los Estados miembros y ante Lazzarini.

Eilon Shahar afirmó también en el encuentro que la inteligencia israelí calcula que un 10 % de los empleados de la UNRWA son miembros de Hamás u otros grupos yihadistas, y que los testimonios de dos rehenes en la actual crisis indican que fueron escondidos en domicilios de profesores de la agencia de Naciones Unidas.

También afirmó que la actividad humanitaria de la UNRWA no es tan vital como defiende el comisionado general Lazzarini, ya que, argumentó, “la mayoría de la asistencia que entra actualmente en Gaza no lo hace a través de ésa, sino de otras agencias de Naciones Unidas”.

Los presuntos vínculos entre la UNRWA y el terrorismo de Hamás han causado que algunos de los principales países que financian a la agencia, como es el caso de Estados Unidos, suspendieran su ayuda económica a ésta, mientras el Gobierno de Israel ha exigido la dimisión de Lazzarini y voces en el país piden desmantelar esa institución.

La UNRWA, creada en 1949, es la principal organización humanitaria en Gaza, tras cuatro meses de asedio y ataques israelíes, y las ofensivas del Ejército de Israel han causado la muerte de más de 150 empleados de la agencia.

Se trata del mayor número de fallecidos de un organismo de Naciones Unidas en un solo conflicto desde la fundación de la ONU en 1945.

Publicidad