Publicidad

Bogotá, 20 mar (EFE).- En 2023 se cometieron en Colombia 156 homicidios de personas LGBTIQ+, lo que supone que cada 2,3 días fue asesinada una persona con una orientación sexual, identidad de género o expresión de género diversas, según reveló este miércoles un informe de la ONG Caribe Afirmativo.

Se trata de un incremento respecto a los 145 casos reportados en 2022, aunque Caribe Afirmativo asegura que “es importante destacar que representa una reducción significativa con respecto a los 205 homicidios y feminicidios registrados en 2021”.

La mayor cantidad de víctimas registradas el pasado año fueron personas trans (41 mujeres trans, 3 hombres trans y 2 no binarias), seguido del asesinato de 46 hombres gays y 12 mujeres lesbianas, entre los registros de esta ONG.

El director de Caribe Afirmativo, Wilson Castañeda, expuso que este informe reitera una denuncia pública sobre la persistente vulnerabilidad que enfrentan las personas LGBTIQ+ al intentar construir sus proyectos de vida en el país.

“A pesar de los esfuerzos y anuncios gubernamentales, la realidad demuestra que ser abiertamente LGBTIQ+ en Colombia sigue siendo peligroso”, dijo Castañeda, quien denunció “la falta de rigurosidad, investigación, sanción y prevención” de instituciones como la Fiscalía.

La ONG también apuntó a una “ausencia de un registro adecuado y el incumplimiento de directrices como la hipótesis de prejuicio en casos de violencia LGBTIQ+” que revelan deficiencias en la protección de derechos.

 

Amenazas y otras violaciones

En el informe ‘Incontables: Sin registro, no hay memoria’, también se recoge que “las agresiones verbales, la violencia física y las amenazas constantes representan las manifestaciones más prevalentes dirigidas hacia las personas LGBTIQ+ en Colombia”.

Se han reportado 2.333 casos de amenazas individuales, menos que en 2022, la mayoría ejercidas contra hombre gays (503), mujeres lesbianas (251 víctimas) y hombres bisexuales (251). Bogotá es la ciudad donde más se amenaza a personas sexodivergentes.

Así, ser una persona LGTBIQ+ supone “enfrentarse a desafíos significativos en un entorno marcado por constantes amenazas tanto individuales como colectivas, que buscan hostigar, intimidar, excluir o restringir el goce o disfrute de los derechos de estas personas y grupos sociales”.

Y por otro lado, el informe también reporta 412 casos de violencia sexual en Colombia contra personas LGTBIQ+ en 2023, siendo las principales víctimas niños y niñas de 0 a 3 años y jóvenes de 18 a 26, que son casi el 60 % de las víctimas.

Por ello, Caribe Afirmativo le pide al Gobierno que ponga en práctica las políticas que ya se han aprobado pero no se aplican como las duplas de género de la Defensoría o la directiva de investigación de la Fiscalía.

Esto “para que estos casos de violencia no queden impunes y sean investigados, no solo para determinar la responsabilidad material de los hechos, sino también para identificar las causas estructurales y prevenir esta violencia”.

Publicidad