Los peatones pasan frente a la Fiscalía donde la presidenta peruana Dina Boluarte llegó a testificar en Lima, Perú, el viernes 5 de abril de 2024. (AP Foto/Martín Mejía)
Publicidad

LIMA, 05 ABRIL.- La presidenta peruana Dina Boluarte salió de la Fiscalía General tras cinco horas de intenso interrogatorio sobre el origen de joyas, relojes de lujo y grandes sumas de dinero en sus cuentas bancarias, en medio de una investigación por presunto enriquecimiento ilícito que ha desencadenado una nueva crisis política en el país.

El escenario frente a la Fiscalía era tenso, con el edificio rodeado por rejas y agentes de policía, mientras periodistas aguardaban expectantes. La salida de la mandataria en su vehículo presidencial, escoltado y rodeado de medidas de seguridad, se dio sin detenerse, evitando cualquier contacto con los manifestantes y medios de comunicación.

Entre la multitud, se escuchaban gritos de protesta, pancartas con consignas como “Insurgencia popular” y otras voces que la acusaban de ser responsable de la situación económica del país. Al mismo tiempo, un grupo en defensa de la presidenta mostraba su apoyo con carteles que decían “Dina resiste”.

La investigación sobre el patrimonio de Boluarte ha generado fuertes tensiones en el ámbito político y social del país, reflejadas en la intensa presencia de manifestantes y la cobertura mediática en el lugar.

El Ministerio Público emitió un comunicado temprano informando que el fiscal general Juan Villena fue el encargado de tomar las declaraciones a la presidenta. Villena, durante una comparecencia ante una comisión del Congreso el martes, expresó su expectativa de que Boluarte pueda presentar los “medios probatorios” necesarios en el marco de la investigación.

Publicidad