Publicidad

Tapachula (México), 16 mayo.- Activistas y migrantes en Tapachula mantienen la esperanza de encontrar soluciones a la crisis humanitaria en la frontera sur de México con la reunión prevista para el viernes entre el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su homólogo guatemalteco, Bernardo Arévalo. Este encuentro, que aún no ha sido detallado, tendrá lugar alrededor del mediodía en la ciudad fronteriza, centro neurálgico del flujo migratorio en la región.

José Antonio Chol, representante del Bloque de Organizaciones de Izquierda Siempre, expresó la necesidad de que ambos mandatarios aborden mejoras en las condiciones de los migrantes, quienes enfrentan peligros significativos en su tránsito por México. Chol señaló la importancia de proteger a los migrantes de la extorsión por parte de autoridades migratorias y del crimen organizado.

La región ha experimentado un aumento sin precedentes en el flujo de migrantes. En 2023, la frontera sur de México vio un récord de 782,176 migrantes irregulares, un aumento del 77 % respecto al año anterior. Solo en el primer trimestre de 2024, la cifra ya alcanzó casi 360,000.

Entre los afectados está Rodolfo, un migrante hondureño que, junto con su familia, pidió al gobierno mexicano la oportunidad de permanecer en el país huyendo de la extorsión de las pandillas en Honduras. Xiomara del Castro Cruz, originaria de El Salvador, también expresó su deseo de quedarse en México debido al riesgo que representa continuar hacia Estados Unidos, pidiendo una mejora en el sistema migratorio que permita a los migrantes obtener documentación adecuada.

La reunión también simboliza un acercamiento bilateral en un momento en que ambos gobiernos comparten ideologías similares. César García Jiménez, presidente de Procentro Tapachula, destacó que históricamente ha habido buenas relaciones entre México y Guatemala, especialmente en lo económico, aunque complicadas en años recientes por la migración.

García Jiménez sugirió que deberían establecerse mejores reglas de operación para facilitar el tránsito legal de migrantes y evitar medidas tan restrictivas como las de Estados Unidos, mientras se mantiene un control adecuado sobre la migración.

Este encuentro entre López Obrador y Arévalo no solo busca abordar directamente la crisis migratoria, sino también fortalecer la colaboración entre México y Guatemala para gestionar de manera más efectiva los desafíos que presenta.

Publicidad