Publicidad

Jerusalén, 7 feb (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo este miércoles que pese a las cuestiones a objetar, la propuesta de Hamás para una tregua y la liberación de rehenes en Gaza deja espacio para negociar, después de que Benjamín Netanyahu alejara las opciones de alto el fuego e instara de nuevo a la presión militar.

“Hemos analizado con mucho detalle” la propuesta de Hamás “y claramente hay cosas que no tienen sentido en lo que se propone, pero también vemos espacio para proseguir las negociaciones para ver si podemos llegar a un acuerdo, y es lo que pretendemos hacer”, dijo Blinken durante una rueda de prensa en Tel Aviv.

Sus declaraciones se produjeron después de su séptima visita oficial a Israel desde el estallido de la guerra en Gaza el 7 de octubre, y tras reunirse hoy con las máximas autoridades en Israel y el presidente palestino en Cisjordania ocupada, en el marco de su gira regional para impulsar una tregua en el enclave palestino.

“No hablaré en nombre de Israel ni de nadie más implicado, pero creemos que el margen de espacio está ahí y hay que aprovecharlo”, agregó Blinken, tras declaraciones previas de Netanyahu, que esta tarde pareció negar opciones de alcanzar una tregua con Hamás y apeló a seguir con la “presión militar” para “la victoria absoluta”.

Hamás presentó una propuesta de tregua que implicaría tres fases para soltar a rehenes a cambio de la puesta en libertad de presos palestinos, la retirada del Ejército israelí de Gaza y el fin de su ofensiva militar, peticiones que Israel rechaza.

Israel también parece prepararse para una ofensiva terrestre al extremo sur de la Franja, la ciudad de Rafah, ante lo que Blinken advirtió que “cualquier campaña militar que emprenda Israel debe tener en cuenta ante todo los civiles”.

En la zona se hacinan entre 1,2 y 1,4 millones de palestinos, en gran parte desplazados, dijo el secretario de Estado, que lamento que las muertes de civiles por ataques israelíes en la Franja siguen siendo “demasiado altas”.

“Con respecto a Rafah, Israel tiene que hacer todo lo posible para garantizar que los civiles estén protegidos y reciban la asistencia que necesitan en el curso de este conflicto”, advirtió Blinken.

Publicidad