Publicidad

TORONTO, 16 MAYO.- Un nuevo estudio publicado en el British Journal of Surgery destaca que los hospitales de Ontario con al menos un 35% de cirujanas y anestesiólogas reportan mejores resultados postoperatorios, incluyendo una menor tasa de muertes y complicaciones. La investigación, liderada por la Dra. Julie Hallet, profesora asociada de cirugía en la Universidad de Toronto, examinó más de 709,000 cirugías realizadas entre 2009 y 2019.

La Dra. Hallet enfatizó que la mejora en los resultados no solo se traduce en equidad y justicia, sino en un rendimiento superior y mejor atención médica. “No se trata solo de equidad y justicia,” mencionó en una entrevista, “sino de aumentar el rendimiento y brindar una mejor atención, que es realmente hacia lo que todos deberíamos esforzarnos.”

Este estudio se suma a la evidencia de que la diversidad de género puede mejorar significativamente el rendimiento del equipo en diversos sectores, incluyendo el médico. Los hospitales que alcanzaron la “masa crítica” del 35% experimentaron una reducción del tres por ciento en complicaciones mayores, incluida la muerte y el ingreso a cuidados intensivos, después de 90 días postoperatorios.

El estudio también resalta que mientras el número de anestesiólogas y cirujanas en Ontario ha crecido solo un cinco por ciento en la última década, la mitad de los hospitales no alcanzaron el umbral del 35% en 2019. Hallet señaló que este modesto incremento muestra que “hay mucho trabajo por hacer.”

La Dra. Saroo Sharda, decana asociada de equidad e inclusión de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad McMaster, quien no participó en el estudio, consideró convincente el enfoque del estudio en los resultados de los pacientes y subrayó la importancia de permitir que los miembros minoritarios del equipo quirúrgico compartan libremente sus perspectivas.

Este hallazgo crucial subraya la necesidad de promover una mayor inclusión y equidad de género en el ámbito de la salud, no solo para cumplir con compromisos éticos y sociales, sino para mejorar directamente la calidad del cuidado médico que reciben los pacientes.

Publicidad