Nueva York, 11 oct (EFE).- Un grupo de exempleados de Blue Origin, la empresa de turismo espacial del magnate Jeff Bezos, criticaron la dirección ejecutiva y la cultura corporativa supuestamente “tóxicas” de la firma en un reportaje publicado este lunes por el diario The Washington Post, también propiedad del fundador de Amazon.

El Post cita una nota interna escrita por un exejecutivo antes de dejar su puesto y entrevistas con una veintena de trabajadores o extrabajadores en condición de anonimato, en las que se alega que el liderazgo de Blue Origin es “autoritario” y “disfuncional” y da cabida a comportamientos sexistas y desmoralizadores.

Bezos, el hombre más rico del planeta, fundó Blue Origin pocos años después de crear Amazon con la intención de desarrollar tecnología aeroespacial e impulsar los viajes comerciales al espacio, y hace unos meses decidió centrarse en este proyecto acompañado por Bob Smith como consejero delegado.

Smith está en el punto de mira desde el mes pasado, cuando la que era jefa de comunicaciones internas, Alexandra Abrams, escribió un ensayo ayudada de otros trabajadores en el que aseguraba que la cúpula permitía actitudes sexistas, no se preocupaba por la seguridad y “silenciaba” a quienes discrepaban.

El CEO aseguró en una nota posterior que se investigan ese tipo de alegaciones, algo reiterado hoy por la dirección de recursos humanos, pero la panorámica dibujada por las fuentes es una de falta de confianza en el liderazgo, sobre todo porque -dicen- Bezos ha estado “distraído” por su divorcio y otros asuntos.

“Nuestra actual cultura es tóxica para nuestro éxito y muchos pueden ver cómo se extiende por la compañía”, señaló un exejecutivo al abandonar la firma en 2019 en la nota citada, enviada a Bezos y Smith, describiendo problemas”sistémicos” y destacando “la pérdida de confianza en el liderazgo de Blue”.

De cara a la publicación del reportaje del Post, medio que Bezos compró en 2013, el empresario compartió anoche un tuit en el que mostraba una portada de 1999 que era crítica con Amazon y con él mismo, y escribió: “Escucha y sé abierto, pero no dejes que nadie te diga quién eres”.

“Esta era solo una de las muchas historias que nos decían todas las maneras en las que íbamos a fracasar. Hoy, Amazon es una de las compañías más exitosas y ha revolucionado dos industrias enteramente diferentes”, agregó Bezos.

El pasado 20 de julio, Jeff Bezos participó en el primer viaje tripulado de Blue Origin, y alcanzó el espacio en un corto vuelo de unos once minutos de duración que partió desde el oeste de Texas.

Junto a Bezos viajaron su hermano Mark, así como la piloto de 82 años Wally Funk y Oliver Daemen, un estudiante neerlandés de 18 años e hijo de un multimillonario.

RETRASO EN LA MISIÓN

Este miércoles, Blue Origin tiene previsto un nuevo vuelo en el que viajará el actor William Shatner, que dio vida al famoso capitán Kirk en la serie de ciencia ficción Star Trek.

La nueva misión estaba programada para mañana pero por razones meteorológicas se ha pasado al miércoles.

Junto a Shatner viajará la ingeniera espacial y abogada Audrey Powers, vicepresidenta de Blue Origin, y otros dos tripulantes, Chris Boshuizen y Glen de Vries.