Publicidad

Boca Chica, EE.UU., 6 de junio.- SpaceX ha alcanzado un nuevo hito con el exitoso lanzamiento y aterrizaje controlado de su nave Starship, desde Boca Chica, Texas. Este jueves, ambas etapas de la nave regresaron a la Tierra de manera controlada, marcando un progreso significativo tras los fracasos en las tres pruebas anteriores. Este logro es un paso crucial en los planes de Estados Unidos para regresar a la Luna y explorar Marte.

El propulsor Super Heavy aterrizó en las aguas del Golfo de México, y la cápsula Starship amerizó en el océano Índico poco más de una hora después del despegue, según confirmó SpaceX. Elon Musk, fundador de la compañía, celebró el éxito del vuelo, aunque mencionó la pérdida de “muchas” piezas durante la prueba.

El objetivo principal de este vuelo era demostrar la capacidad de reutilización de la nave y su propulsor, incluyendo una entrada controlada a la atmósfera terrestre. Aunque el vuelo de marzo alcanzó la atmósfera, no completó con éxito su descenso. La aprobación del lanzamiento por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) esta semana fue un respaldo significativo al proyecto.

La NASA ha seleccionado Starship para la misión Artemis III, que planea llevar astronautas a la superficie lunar en 2026. Bill Nelson, administrador de la NASA, y el astronauta Raja Chari, presente en el lanzamiento, destacaron la importancia de este éxito para las futuras misiones a la Luna y Marte.

El evento atrajo a muchos espectadores en la playa Isla Blanca, cercana al complejo espacial de SpaceX, donde turistas y locales pudieron presenciar el lanzamiento. Con más pruebas programadas para este año, SpaceX continúa su camino hacia la reutilización completa de sus naves, reduciendo costos y aumentando la viabilidad de la exploración espacial a largo plazo.

Publicidad