Publicidad

México, 10 sep (EFE).- El doctor en antropología Roger Magazine llamó este sábado al diálogo ante el nuevo tipo de violencia en el fútbol mexicano, con amenazas de aficionados a jugadores con bajo rendimiento en sus equipos.

“Hace falta crear diálogos. En otros lugares los aficionados son integrantes de clubes y tienen poder de votar para un presidente de clubes. No digo que todo esto funcione de forma democrática pero al menos es una buena idea. En México nos aficionados no tiene participación en los equipos”, señaló a Efe.

El mes pasado un grupo de hinchas del Cruz Azul enfrentó a varios jugadores del conjunto, luego de las derrotas en el torneo Apertura, en el que aparecen en el antepenúltimo lugar, y uno de ello amenazó con utilizar la violencia contra los deportistas, si se mantenían los malos resultados.

“Hay un punto en el que los aficionados tienen derecho a criticar como seguidores y consumidores, pero llegar a amenazas es ilegal y no se debe ser permitir”, dijo el académico.

Magazine aceptó que proteger a los jugadores estaría bien, pero significaría caer en comportamientos comunes en la sociedad donde, en vez de tratar de acabar con la raíz del problemas, la gente vive cada vez mas encerrada y protegida.

Con más de 25 años de investigaciones en el fútbol y un libro escrito sobre la barra de los Pumas UNAM, el antropólogo ha defendido la idea de que los grupos de apoyo del fútbol no son los generadores de violencia en el país y la mayoría de los hinchas son pacíficos.

“Mientras hay otros lugares donde este tipos de práctica tienen un historia mas larga, (la violencia en el fútbol) no es algo que tiene larga trayectoria en México. No me sorprendería que los aficionados empiecen a reproducir estos tipos de practicas aunque hay que recordar que no son todos”, agregó.

Magazine llamó la atención sobre el efecto contrario que ocasionan algunas prohibiciones y ahí está el caso del grito homofóbico que en México suelen gritar en los estadios al guardameta del equipo visitante.

“Los intentos de prohibir estos tipos de acciones muchas veces crean un conflicto y más ganas de hacerlo, como el grito a los porteros que ha intentado prohibir la FIFA, sin éxito porque al prohibirlo lo hizo mas interesante para los aficionados”, explicó.

El doctor, director del Departamento de Ciencias Sociales y políticas de la Universidad Iberoamericana, reveló que en sus investigaciones en el fútbol desde finales del siglo pasado comprobó que los hinchas distinguen a los futbolistas que juegan pasión y los que no y llamó a los hinchas a alentar de manera positiva.

“Pienso de esto de la misma manera que intento animar a mis estudiantes. No me gusta hacerlo con amenazas, prefiero animar de forma positiva; es más efectivo y hay muchos aficionados que entienden esto”, indicó.

Roger Magazine recordó que los conflictos de aficionados violentos no es algo exclusivo del fútbol y dijo que solo confirma una tendencia en la sociedad, la crítica sin afán de superación.

“Vivimos en una sociedad cada vez mas crítica de manera no constructiva, no es algo solo del fútbol”, concluyó.

Publicidad