Publicidad

Buenos Aires, 6 de junio.- El destacado dramaturgo argentino Roberto “Tito” Cossa, una figura emblemática del teatro en Argentina conocido por sus obras que combinan crítica social y política, ha fallecido a los 89 años. Su deceso fue confirmado por múltiples figuras del ámbito cultural, incluido el secretario de Cultura argentino, Leonardo Cifelli, quien lo describió como “uno de los más importantes dramaturgos de nuestro país” en su cuenta de X.

Cossa, un pilar de la generación del “nuevo realismo” en el teatro argentino, dejó un legado de obras influyentes como “La Nona”, que se convirtió en un clásico y marcó su carrera, permitiéndole dedicarse de lleno a la dramaturgia. Nacido en Buenos Aires en 1934, Cossa trabajó en periodismo durante más de cuatro décadas antes de volcarse completamente al teatro tras el golpe de Estado de 1976.

La Sociedad General de Autores Argentinos (Argentores), donde Cossa fue presidente honorario, lamentó su pérdida y recordó su intensa actividad no solo como dramaturgo sino también en su defensa de los derechos de los autores y su activa militancia por los derechos humanos.

Cossa recibió numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera, incluidos el Premio Nacional de Teatro de Argentina y varios premios internacionales. Además, fue nombrado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires por su contribución a la cultura y el teatro.

Su obra trascendió el escenario, con adaptaciones al cine como “La Nona” y “Yepeto”. Cossa también fue un ferviente defensor de los derechos humanos, participando activamente en movimientos contra la dictadura militar en Argentina y colaborando con organizaciones como Madres de Plaza de Mayo.

El teatro argentino y la cultura en general han perdido a un gigante, pero su obra y su compromiso con la justicia social perdurarán como un testimonio de su talento y su convicción.

Publicidad