Toronto (Canadá), 24 nov (EFE).- Las familias de las víctimas del vuelo PS752 de Ukraine International Airlines (UIA), derribado a principios de 2020 por las fuerzas armadas iraníes, acusaron a Irán en un informe publicado este miércoles de utilizar los vuelos civiles para evitar ataques de Estados Unidos.

El derribo del avión de UIA el 8 de enero de 2020, que causó la muerte de sus 176 ocupantes -muchos de ellos canadienses- se produjo poco después de que las fuerzas armadas iraníes lanzasen decenas de misiles contra dos bases en Irak utilizadas por Estados Unidos, en represalia por el asesinato en Bagdad del general iraní Qasem Soleimaní.

El vuelo PS752, en el que viajaban ciudadanos de Canadá, Irán, Ucrania, Suecia, Afganistán, Alemania y el Reino Unido, fue derribado por dos misiles lanzados por la Guardia Revolucionaria de Irán poco después de que el avión de UIA despegase del aeropuerto internacional de Teherán.

El informe de la Asociación de las Familias del Vuelo PS752 señala que el avión “no fue derribado como resultado de un error humano de un operador ni fue la consecuencia de múltiples errores en el sistema de defensa, como ha dicho Irán”.

“El Gobierno de Irán utilizó los vuelos de pasajeros como escudos humanos contra posibles ataques estadounidenses al no cerrar, de forma deliberada, el espacio aéreo a los vuelos civiles”, añade el informe.

De los 176 ocupantes del vuelo PS752, 55 eran ciudadanos canadienses y otros 30 residentes permanentes en el país norteamericano.

El pasado mes de mayo, el Tribunal Superior de Ontario (Canadá), dictaminó que la Guardia Revolucionaria de Irán derribó de forma intencional el avión de UIA y lo calificó de “actividad terrorista”.

Publicidad