Recife (Brasil), 14 oct (EFE).- EDP Brasil, filial brasileña del grupo energético portugués EDP, se adjudicó este jueves la subasta pública para la privatización de la compañía de transmisión eléctrica Celg-T, que opera en el estado de Goiás (centro).

El control de la compañía regional pasará a cargo de Pequena Central Hidreletrica SL, compañía creada por EDP Brasil y que ganó la subasta ante la subsidiaria de la española Cymi Construçoes e Participaçoes, la local MEZ Energía y la colombo-brasileña ISA CTEEP.

La oferta de EDP fue de 1.970 millones de reales (unos 358,1 millones de dólares), un 80,1 % sobre el precio mínimo de lanzamiento para la subasta.

Celg-T tiene tres concesionarias con 755 kilómetros de líneas de transmisión, 12 subestaciones propias y una facturación anual de 216,4 millones de reales (unos 39,3 millones de dólares).

Para Joao Marques da Cruz, presidente de EDP Brasil, el negocio forma parte de los planes de expansión de la multinacional y encaja dentro de la “disciplina financiera” del grupo portugués.

En Brasil, el grupo portugués que actúa en diferentes segmentos del sector eléctrico, tiene en el área de transmisión de ocho lotes con 1.924 kilómetros de líneas y una facturación de 648,6 millones de reales unos 117,9 millones de dólares).