Publicidad

Buenos Aires, 21 sep (EFE).- La ansiedad del público se adueñó del estadio a la espera de su ídolo. Los aplausos fueron la manera de convocarlo, ante la tardanza, lo llamaron, finalmente, las luces se apagaron y el cantautor argentino, Fito Paez, se hizo presente en escena.

Publicidad