Miami (EE.UU.) 11 jul (EFE).- Florida cumplió este sábado 200 años siendo parte de Estados Unidos, un aniversario que fue conmemorado en la ciudad de San Agustín con presencia de autoridades españolas y estadounidenses y una representación histórica a cargo de más de 120 personas vestidas de época.

La ciudad más antigua de las existentes hoy en día en el país, fundada en 1565 por Pedro Menéndez de Avilés en el noreste de lo que hoy es el estado de Florida, se adornó con escarapelas con los colores de la bandera española y banderas estadounidenses para conmemorar el día en que entró en vigor el Tratado Adams-Onis.

En virtud de ese tratado, también conocido como Tratado de Transcontinentalidad, la Corona española cedió la Florida a los entonces jóvenes Estados Unidos de América a cambio de resolver la disputa de límites a lo largo del Río Sabine en la Texas española.

El acto más emotivo de los celebrados hoy en San Agustín fue la recreación del cambio de la bandera española por la estadounidense que tuvo lugar aquel 10 de julio de 1821.

El embajador de España en Washington, Santiago Cabanas (i), y el cónsul general español en Miami, Jaime Lacadena (d), posan a su llegada al acto para conmemorar el Tratado de Transcontinentalidad en virtud del cual la Corona española cedió la Florida a los entonces jóvenes Estados Unidos de América hoy, en San Agustín, Florida (EE.UU.). EFE/Raphael Cosme III

El embajador en Washington, Santiago Cabanas, que encabezó la representación española en San Agustín, dijo a Efe que el mensaje principal que ha querido transmitir con su presencia es la importancia de los 300 años de historia compartidos entre España y Florida y la “rica relación bilateral” que mantienen en la actualidad.

Cabanas destacó que más de 60.000 españoles residen en Florida y más de 600 empresas, desde pequeñas y medianas a grandes, están radicadas en la tierra descubierta en 1513 por Juan Ponce de León.

Acompañado del cónsul general español en Miami, Jaime Lacadena, el embajador Cabanas asistió a los actos conmemorativos junto al alcalde de San Agustín, Tracy Upchurch, y la secretaria de Estado de Florida, Laurel Lee, en representación del gobernador Ron DeSantis.

La llamada Milicia Histórica de Florida (HMF), que realiza regularmente representaciones históricas para destacar la rica historia de San Agustín y su herencia española, se encargó de recrear los hechos ocurridos el 10 de julio.

PASADO Y PRESENTE ESPAÑOL

Como dijo el embajador Cabanas, en San Agustín confluyen la primera casa de gobierno, el primer hospital, la primera farmacia, el primer registro civil y otros primeros elementos característicos de la civilización occidental en el territorio de Estados Unidos.

Más de 120 actores y figurantes, llegados también de otros estados de EE.UU., actuaron en distintos lugares históricos de la ciudad.

En el parque de Arqueológico de la Fuente de la Juventud, la milicia organizó también para el público en general un “campamento histórico” con programas educativos, cuentacuentos, degustaciones culinarias y demostraciones de armas para dar a conocer cómo era la vida en el Noroeste de Florida hace 200 años.

El presidente de la Milicia Histórica, Bob Álvarez, nacido en Nueva Jersey y cuya familia paterna viene de Asturias (España), dijo a Efe que es un día de gran importancia para Florida y por eso no querían dejarlo pasar.

Álvarez se lamentó de que la población estadounidense conoce poco de las raíces españolas en Estados Unidos y de hechos como la vital ayuda que prestó España en la lucha por independizarse de la Corona británica.

A su juicio, se debe en gran parte a que las universidades del país taparon deliberadamente la historia de España en estas tierras, anterior a la llegada de los llamados peregrinos ingleses.

El embajador Cabanas coincidió en que “el legado español en este país no es suficientemente conocido”.

El cónsul general español en Miami, Jaime Lacadena (d), conversa con Orlando Ramírez (d), quien personifica al coronel José María Coppinger, durante el acto que conmemora el Tratado de Transcontinentalidad en virtud del cual la Corona española cedió la Florida a los entonces jóvenes Estados Unidos de América hoy, en San Agustín, Florida (EE.UU.). EFE/Raphael Cosme III

Mencionó el hecho de que en el siglo XVII en San Agustín la esclavitud estaba prohibida, al contrario que en las colonias británicas más al norte, y se impartía educación bilingüe.

Salvo un periodo de dominación británica (1763-1783), Florida perteneció desde 1513 hasta el 10 de julio de 1821 a la Corona española, como recuerda su bandera con la Cruz de Borgoña o Cruz de San Andrés, que era el pabellón nacional del Imperio español.

Hoy en día, un 22,5 % de la población de Florida, que tiene unos 21,5 millones de habitantes, se considera hispana y en ciudades como Mami son casi el 70 % del total.

De acuerdo con la entidad Hispanic Council, el tratado de Adams-Onís, también conocido como Tratado de Transcontinentalidad, definió la frontera entre la Nueva España, una posesión española que incluía a lo que hoy es México, y Estados Unidos en 1819.

Luis de Onís, ministro plenipotenciario de España en Washington, acudió como representante de Fernando VII a la firma, y por parte de Estados Unidos lo hizo el secretario de Estado John Quincy Adams.

La negociación se inició en 1819 y, aunque el tratado se firmó ese mismo año, no fue ratificado hasta el 22 de febrero de 1821 por ambas partes y en San Agustín entró en vigor el 10 de julio de ese año.

EFE