Publicidad

El noruego Johann Andre Forfang ganó este sábado la primera de las dos pruebas de la Copa del Mundo de saltos de esquí nórdico programadas este fin de semana en el trampolín grande de Willingen (Alemania), en el que, en el segundo intento, mejoró en medio metro su propio récord -establecido el viernes-, dejándolo en 155 metros y medio.

Willingen (Alemania), 03/02/2024.- El noruego Johann Andre Forfang celebra su victoria en el trampolín grande de Willingen (Alemania), en el que batió su propio récord (dejándolo en 155,5 metros) y ganó la prueba de la Copa del Mundo de saltos de esquí nórdico. EFE/EPA/CHRISTOPHER NEUNDORF

Forfang, de 28 años, firmó su cuarta victoria en la Copa del Mundo, la primera de una temporada en la que se convirtió en el octavo ganador en las primeras quince pruebas. Lo hizo con total autoridad y exhibiéndose, mejorando su propia plusmarca, lograda apenas 24 horas antes; y relegando al segundo puesto al japonés Ryoyu Kobayashi, último ganador del prestigioso Cuatro Trampolines.

Willingen (Alemania), 03/02/2024.- El noruego Johann Andre Forfang celebra su victoria en el trampolín grande de Willingen (Alemania), en el que batió su propio récord (dejándolo en 155,5 metros) y ganó la prueba de la Copa del Mundo de saltos de esquí nórdico. EFE/EPA/CHRISTOPHER NEUNDORF

El noruego, segundo tras la primera ronda -en la que había saltado 144 metros- ya había batido el récord de la ‘Mühlenkopfschanze’ en la calificación del viernes, en la que, con un salto de 155 metros, había compartido -con idéntica puntuación- el primer puesto con Kobayashi.

Este sábado saltó medio metro más y ganó con enorme ventaja, sumando un total de 252,7 puntos, 31 más que el astro nipón, que fue segundo -con dos saltos de 128 y 148 metros- en una prueba, marcada por la lluvia y el fuerte viento cambiante, que el finlandés Antti Aalto -sorprendente líder tras la primera ronda- acabó decimocuarto.

Otro noruego, Kristoffer Eriksen Sundal, avanzó seis puestos entre mangas y acabó tercero, con dos intentos de 138 y 150 metros que le valieron una puntuación final de 219,9.

Aalto no se había convertido en la única sorpresa al liderar la prueba tras la primera manga. El austriaco Stefan Kraft, líder destacado de la Copa del Mundo, con ocho triunfos en lo que va de curso, y flamante campeón mundial de vuelo -el pasado fin de semana, ante su afición, en Kulm-, acabó trigésimo noveno la ronda inicial; y no pasó el corte de los mejores treinta.

Tampoco se había clasificado para el desenlace el alemán Karl Geiger, un saltador con quince victorias en la competición, convertido en otra de las víctimas de las condiciones variables de la prueba de este sábado.

En la segunda ronda, Kobayashi recorrió camino inverso al de Aalto. El siempre espectacular Ryoyu avanzó trece plazas: las que perdió el finlandés.

El japonés acabaría segundo, mientras que al líder provisional le pudo la presión, sobre todo cuando, sólo instantes antes de su segundo intento, Forfang voló hacia la victoria en una rampa en la que este domingo se reanudará el torneo de la regularidad.

Los austriacos Michael Hayböck y Daniel Tschofenig fueron cuarto y sexto, haciendo un sandwich en la clasificación con el esloveno Domen Prevc. Y el polaco Aleksander Zniszczol, asimismo sorprendente tercero tras el primer acto, concluyó octavo -por detrás de otro austriaco, Manuel Fettner- una prueba que el viento convirtió en una auténtica lotería.

Kraft, sin puntuar en la primera de las dos pruebas previstas en Willingen, sigue con claridad al frente de la Copa del Mundo. Suma 1.089 puntos, 238 más que el alemán Andreas Wellinger, que este sábado no pasó del decimoséptimo puesto, dos por detrás de su compatriota Stephan Leyhe, que fue el mejor de los locales en una tarde triste para la afición germana.

Kobayashi es tercero en la general -ahora ya a sólo 35 puntos de Wellinger-; en la que, más distanciado, con 639 unidades, el austriaco Jan Hörl, duodécimo este sábado, es cuarto.

Adrián R. Huber

Publicidad