Publicidad

CANNES, Francia, mayo 2024.- Al estrenarse “Furiosa” en el prestigioso Festival de Cine de Cannes, los asistentes podrían quedarse sorprendidos por un detalle poco común: la escasa cantidad de diálogo de su protagonista. Anya Taylor-Joy, quien lleva el peso narrativo de esta epopeya de dos horas y media ambientada en un desértico escenario postapocalíptico, pronuncia aproximadamente solo 30 líneas a lo largo de toda la película.

El director George Miller, en una reciente entrevista con The Telegraph, justificó esta decisión narrativa argumentando que prefiere que sus películas mantengan un ritmo ágil, y considera que el diálogo excesivo puede entorpecer este objetivo. “Las películas deberían ser rápidas”, afirmó Miller, un principio que parece haber guiado muchas de sus decisiones creativas en el proyecto.

La producción de “Furiosa” contrasta con las experiencias durante el rodaje de “Mad Max: Fury Road” en 2015, donde los conflictos entre Charlize Theron y Tom Hardy eran el pan de cada día. Miller describió a Theron y Hardy como “dos artistas muy diferentes”, con Hardy a menudo necesitando persuasión para salir de su tráiler y Theron mostrando una disciplina férrea, influencia de su formación como bailarina.

Estas tensiones anteriores llevaron a Miller a establecer un ambiente de rodaje diferente para “Furiosa”. Compartió con Taylor-Joy y Chris Hemsworth, su coprotagonista, la importancia de mantener un set tranquilo y seguro, tanto física como psicológicamente.

Al reflexionar sobre su carrera y la resonancia global de sus películas, Miller recuerda la sorpresa que sintió después de la proyección inicial de la “Mad Max” original en 1979, cuando pensó que la película había sido un fracaso. Sin embargo, la recepción internacional lo hizo darse cuenta de que había tocado temas universales, interpretados de diferentes maneras en varios países: como una película de samuráis en Japón, una saga vikinga moderna en Escandinavia y un western sobre ruedas en Francia.

La visión de Miller sobre el cine, marcada por un minimalismo dialógico y una rica visualidad, se reafirma en “Furiosa”, donde el vasto desierto y las intensas secuencias de acción hablan más que las palabras.

Publicidad