Lima, 13 sep (EFE).- El fundador del sanguinario grupo terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, murió el sábado por neumonía, según se determinó en su necropsia, según informó el Ministerio Público de Perú.

Un día después del deceso de Guzmán en la cárcel de la Base Naval del Callao, donde cumplía cadena perpetua por terrorismo, el Ministerio Público indicó que la necropsia concluyó que la causa de muerte es una neumonía bilateral causada por agente patológico.

La conclusión está sujeta a los resultados de las pericias patológicas, toxicológicas y químicas, entre otras dispuestas por el fiscal, anotó.

Asimismo, respecto a la identificación de Guzmán, de 86 años, añadió que están a la espera de los resultados de las pruebas biológicas, de ADN, dactiloscópica, odontograma y antropológica a las que fue sometido el cuerpo, y que estos resultados se incorporarán a la investigación que está a cargo de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao.

Uno de los temas de debate a raíz de la muerte del cabecilla terrorista es el destino de sus restos, dado que las autoridades del Gobierno de Pedro Castillo se han pronunciado por su cremación para evitar que exista una tumba donde se produzca la peregrinación de sus simpatizantes.

Asimismo, el ministerio de Justicia advirtió que los homenajes en favor de líderes terroristas como Guzmán serán considerados como el delito de apología al terrorismo, castigado con hasta 15 años de cárcel.

No obstante, el Ministerio Público precisó en su comunicado que la ley general de salud y el código procesal penal establecen que “los restos deberán ser entregados a los familiares directos debidamente acreditados”.

En ese sentido, confirmó que la ciudadana Iris Quiñonez pidió a la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao la entrega del cuerpo de Guzmán, expresando tener un poder otorgado por su esposa Elena Iparraguirre, considerada la número 2 de Sendero y condenada también a cadena perpetua por terrorismo.

Esta petición fue evaluada por el fiscal, conforme a las normas legales vigentes.

La muerte de Guzmán se produjo un día antes de cumplir 29 años de su detención en Lima por parte de la Policía del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN).

Justicia rechaza pedido de esposa de Abimael Guzmán para recuperar su cadáver

Un juzgado peruano rechazó el habeas corpus presentado por la esposa del fallecido cabecilla terrorista Abimael Guzmán, la sentenciada Elena Iparraguirre, para poder retirar su cadáver de la morgue, mientras que la autoridad penitenciaria la recluyó en una celda de máxima seguridad por “ensalzar” su figura.

Tras la muerte de Guzmán, el fundador de la banda terrorista Sendero Luminoso, el pasado sábado en prisión, las autoridades de Perú se encuentran en un dilema porque no existe un protocolo sobre el destino que se le dará a los restos del criminal.

La legislación vigente establece que los restos de los fallecidos sean entregados a sus familiares directos, pero el Gobierno ha insistido en que no debe haber una tumba que provoque homenajes de sus seguidores, razón por la cual varios ministros han sugerido que sea incinerado.

La esposa de Guzmán y también sentenciada a cadena perpetua por terrorismo solicitó a través de dos abogados que se le entreguen los restos del fallecido, mediante una carta poder a Iris Quiñones, otra sentenciada por terrorismo que recuperó su libertad en los últimos años.

Ese pedido fue rechazado, así como la demanda de habeas corpus que el sábado presentó en su nombre el abogado Alfredo Crespo ante la Corte Superior de Justicia de Lima.

RECHAZAN VULNERACIÓN DE DERECHOS

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Permanente del Callao, que recibió el habeas corpus por ser esa la provincia donde falleció Guzmán, declaró infundada la demanda por la presunta vulneración a la integridad personal y libertad religiosa, así como su derecho para enterrar a Guzmán conforme a sus creencias.

La demanda fue presentada contra el fiscal de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao y el director de la División Médico Legal del Callao, quienes han tenido a su cargo una investigación abierta tras el deceso de Guzmán por neumonía en la prisión de máxima seguridad de la Base Naval del Callao, según la necropsia.

El objeto de la demanda tenía como finalidad que se entregue el cuerpo a quien Iparraguirre designe mediante carta poder.

Sin embargo, el juzgado rechazó el recurso al considerar que los fundamentos se basan en “conjeturas y suposiciones” de lo que ocurriría más adelante, y no consideró argumentos suficientes que evidencien una vulneración a la integridad personal ni a la libertad religiosa de Iparraguirre.

ESPOSA SALUDA FIGURA DE GUZMÁN

El mismo día del deceso de Guzmán, su esposa hizo unas llamadas telefónicas desde el penal de mujeres de Chorrillos, en el que está recluida, a sus simpatizantes y el audio fue compartido.

En esa comunicación, Iparraguirre presuntamente pidió “honor y gloria” a Guzmán y agregó que seguirán “su ejemplo de comunista hasta el fin”.

Además, se quejó de que no tenía ninguna relación familiar que le pudiera facilitar el retiro del cadáver de la morgue y que tampoco tenía a dónde comunicarse para hacer el trámite.

A raíz de esas llamadas, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) anunció que había dispuesto la incomunicación de Iparraguirre porque esas intervenciones “ensalzan hechos ilegales vinculados con el terrorismo” y vulneran las normas de seguridad penitenciaria.

La autoridad penitenciaria le abrió un proceso disciplinario y ordenó su traslado a un sector de máxima seguridad.

En tanto, los restos de Guzmán, responsable como líder de Sendero Luminoso de miles de muertos entre 1980 y 2000 en el país, permanecen en la morgue del Callao a la espera de que el Ministerio Público decida si finalmente se los entrega a un familiar o asume otra alternativa.

EFE