Publicidad

Nuakchot, 8 feb (EFE).- El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Ghazouani, garantizó este jueves al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el pleno compromiso de su país para luchar contra la inmigración irregular.

Ghazouani mostró ese compromiso en la declaración que realizó junto a Sánchez y Von der Leyen con motivo de la visita de ambos al país para anunciar una serie de nuevas ayudas para su desarrollo.

A su juicio, este viaje abre las puertas a una nueva etapa de cooperación en numerosos ámbitos, como el de las energías renovables y la lucha contra la inmigración irregular.

Al respecto, garantizó el compromiso de Mauritania para hacer frente a este problema y aseguró: “Vamos a desempeñar el papel que nos corresponde”.

Tras lamentar que su país tenga que pagar un precio muy alto por tener que acoger los flujos migratorios consecuencia de la inestabilidad del Sahel, afirmó que Mauritania está “totalmente comprometida” con España y con la UE ante los flujos migratorios irregulares.

Aunque dijo que a menudo se considera a Mauritania como un país de tránsito de la migración irregular, explicó que se está convirtiendo también en un país de destino porque acoge ya a cientos de miles de migrantes de diversas nacionalidades y a más de 150.000 refugiados en distintos campos.

“Tenemos que hacer grandes esfuerzos para garantizar su seguridad y para poder controlar las fronteras, para movilizar a nuestras fuerzas de seguridad y para reforzar los servicios básicos”, añadió.

Ghazouani aprovechó su intervención para reclamar un alto el fuego en el conflicto entre Israel y Hamás que ponga fin al sufrimiento de la población de Gaza y para que se avance en una solución de los dos estados, Israel y Palestina.

Publicidad