Publicidad

Washington, 17 nov (EFE).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, reveló este jueves que el fabricante de automóviles no hará dinero con la venta de vehículos eléctricos (VE) en Norteamérica hasta 2025, cuando la compañía produzca más de 1 millón unidades al año.

Barra ofreció detalles de los planes de GM para automóviles eléctricos durante un encuentro con inversores. Durante el evento, el director financiero de la compañía, Paul Jacobson, dijo que las ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) se situarán este año entre 13.500 y 14.500 millones de dólares, mejor de lo anunciado inicialmente.

Jacobson indicó que los ingresos de la compañía tendrán una tasa de crecimiento compuesto anual del 12 % hasta 2025, cuando alcanzarán los 225.000 millones de dólares gracias a la venta de VE y software.

En 2025, los ingresos procedentes de VE llegarán a 50.000 millones de dólares.

Por su parte, la consejera delegada explicó que en tres años, las economías de escala conseguidas con la producción anual de más de 1 millón de VE junto con ingresos procedentes de la venta de software así como los beneficios fiscales generados por los créditos a la energía limpia harán rentable la venta de automóviles eléctricos.

Para alcanzar esta producción, GM contará en Estados Unidos, Canadá y México cinco plantas de montaje que producirán VE.

GM planea montar de 2022 a la primera mitad de 2024 unos 400.000 VE en Norteamérica. En 2025, la capacidad de producción anual crecerá a 1 millón.

“La capacidad de GM para aumentar las ventas de VE es el resultado de muchos años de inversión en investigación y desarrollo (I+D), diseño, ingeniería, fabricación, cadena de suministro y una nueva experiencia para los clientes de VE que está diseñada para ser la mejor en el sector”, dijo Barra.

El objetivo señalado por Barra es que GM acapare el 20 % de las ventas totales de vehículos eléctricos en Estados Unidos para 2025, ya sean camionetas “pickup”, todocaminos SUV o vehículos de lujo.

La compañía lanzará un nueva plataforma digital de venta a particulares de forma conjunta con los concesionarios de la compañía para “mejorar la experiencia” de compra de los usuarios que buscan vehículos eléctricos.

Esta plataforma reducirá los costes para GM en unos 2.000 dólares por vehículo.

Además, la unidad BrigthDrop, que se dedica a la creación de vehículos comerciales eléctricos, como la furgoneta de entrega de paquetes Zevo 600, así como software, alcanzará en 2023 unos ingresos de 1.000 millones de dólares al año.

BrightDrop tiene planeado producir 50.000 unidades anuales de la Zevo 600 en 2025.

Publicidad