Los Ángeles, 11 may (EFE News).- El gobernador de California, Gavin Newsom, anunció este lunes su plan para lograr la mayor devolución de impuestos estatales en la historia de Estados Unidos con la que dos de cada tres contribuyentes recibirían cheques de hasta 600 dólares.

Además de que más californianos se beneficiarían del cheque de hasta 600 dólares, las familias con niños se beneficiarían de otros 500 dólares adicionales.

El gobernador demócrata intenta recuperar la economía con la iniciativa “California Comeback Plan”, que, de aprobarse en la Legislatura estatal, enviaría cheques de estímulo para dos tercios de los contribuyentes, lo que supondría un desembolso de cerca de 12.000 millones de dólares.

A todos los contribuyentes que ganan hasta 75.000 al año y no recibieron un primer pago les llegaría un pago directo de 600 dólares, y las familias indocumentadas podrían obtener un cheque con 500 dólares extra, destacó la Oficina del gobernador.

En una conferencia de prensa desde Oakland, Newsom dijo que la recuperación de California está “bien encaminada”, pero que es necesario hacer más para no volver solo a la “forma en que eran las cosas” antes de que se desatase la pandemia en marzo de 2020.

Destacó que con su propuesta California triplicaría el estímulo estatal y llegaría a “manos de más californianos de clase media” que se han visto muy afectados por esta pandemia.

Si bien el estado ha estado enviando pagos únicos de hasta 600 dólares a casi seis millones de trabajadores de bajos ingresos, incluidos inmigrantes indocumentados, Newsom quiere que los legisladores amplíen la elegibilidad a la clase media.

El plan también incluye más de 5.000 millones en ayudas disponibles para aquellos que necesiten ayuda para pagar el alquiler o las facturas de servicios públicos.

Con esto California ofrecería el mayor paquete de ayudas estatales para inquilinos de todo Estados Unidos, con miles de millones de dólares para ayudar a los californianos de bajos ingresos a pagar el 100 % de su alquiler atrasado e incluso de meses venideros.

El Plan de recuperación de California es parte del presupuesto propuesto por Newsom para 2021-22, que reservó miles de millones de dólares específicamente para la recuperación económica debido a la pandemia.

Si la Legislatura lo aprueba, el plan triplicaría el tamaño del paquete de estímulo del estado más poblado del país que Newsom firmó como ley en febrero.

De este dinero aún no se han reclamado 1.000 millones de la primera ronda de pagos, e incluso se cree que algunas personas quizás no saben que son elegibles para los pagos directos de 600 dólares.

En este sentido la alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, que participó este lunes en el anuncio de Newsom, instó a los inmigrantes indocumentados a hacer su declaración de impuestos para poder acceder a este estímulo.

Haciendo un esfuerzo hablando español dijo: “Tienes que hacer tus impuestos este año, este año es más importante que otros años porque hay dinero que es gratuito para las familias, incluso para aquellos inmigrantes sin seguros social”.

Shaff destacó que la ciudad de Oakland está ayudando con la declaración de impuestos, y subrayó que el último día para presentar los impuestos es el próximo 17 de mayo.

EFE