Publicidad

Jerusalén, 2 de mayo.- El grupo islamista palestino Hamás sigue evaluando la última propuesta para un acuerdo de tregua en la Franja de Gaza, devastada tras meses de guerra con Israel. Hamás ha prometido enviar “lo antes posible” una delegación a El Cairo para continuar las negociaciones, mientras que Israel mantiene la amenaza de invadir Rafah, la ciudad más poblada del enclave palestino.

Fuentes de Hamás en El Cairo han informado que la respuesta a la propuesta de tregua se dará en un plazo “muy breve”, posiblemente a principios de la próxima semana. Los líderes del grupo islamista se encuentran inmersos en conversaciones y aún no han revelado si hay avances en las negociaciones.

El jefe del buró político de Hamás, Ismail Haniyeh, ha mantenido conversaciones con el jefe de la Inteligencia egipcia y el primer ministro catarí, agradeciendo su papel como mediadores en el conflicto. Haniyeh confirmó que una delegación de Hamás viajará pronto a El Cairo para “completar las discusiones actuales con el objetivo de madurar un acuerdo que cumpla con las demandas de nuestro pueblo y que detenga la agresión”.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha reiterado su postura intransigente, afirmando que la invasión de Rafah, donde viven más de 1,4 millones de palestinos, sigue siendo una opción. “Haremos lo que sea necesario para ganar y vencer a nuestro enemigo, incluso en Rafah”, declaró Netanyahu.

La última propuesta de tregua, mediada por Catar, Egipto y Estados Unidos, contempla el intercambio de todos los rehenes israelíes en Gaza por la liberación de 1.290 prisioneros palestinos.

La situación en Gaza e Israel continúa siendo tensa, con la posibilidad de una nueva escalada de violencia. La decisión de Hamás sobre la propuesta de tregua y la postura inflexible de Netanyahu serán determinantes para el futuro del conflicto.

Publicidad