Publicidad

Quito, 21 ene (EFE).- El regreso a Ecuador, tras ser devueltos por Argentina, de la familia del prófugo narcotraficante ecuatoriano José Adolfo Macías, ‘Fito’, quedó envuelto en el hermetismo absoluto de las autoridades de Ecuador y en incógnitas sobre la situación legal los parientes más cercanos del líder de la banda criminal ‘Los Choneros’. La familia llegó el viernes a la ciudad costera de Guayaquil (suroeste) en un avión de la Fuerza Aérea Argentina y tras varias horas en la terminal aérea, salieron del lugar, según datos de la prensa local, a los cuales no se han referido las autoridades.Entre los familiares de ‘Fito’ expulsados por Argentina a Ecuador se encuentra su esposa, Inda Peñarrieta, quien ha sido investigada en varias ocasiones en el pasado.Pese a la insistencia de la prensa, la Fiscalía General del Estado no ha informado si existe ahora alguna investigación en curso contra la mujer.Aunque oficialmente no se ha informado de la identidad de quienes llegaron desde Argentina, los medios locales de ese país citaron fuentes policiales para indicar que son ocho, y entre ellos están la esposa de ‘Fito’ y tres de sus hijos: Michelle, de 21 años; Ilse María, de 12, y Lian Sejam, de 4.El resto de personas, también según medios locales argentinos, son la empleada doméstica Denny Yadira Laines Basurto, Javier Macías Alcívar (sobrino del capo) y Ángel Zambrano Chiquito, un amigo de la familia.Los familiares de ‘Fito’ estuvieron desde el 5 de enero en Argentina, a donde entraron de manera legal y sin que pesaran sobre ellos alertas de Interpol, y se instalaron en los alrededores de Córdoba donde, de acuerdo a medios locales argentinos, habían pagado en efectivo por una casa.Entonces aún faltaban dos días para que las autoridades ecuatorianas descubriesen que ‘Fito’ se había fugado de la Cárcel Regional de Guayaquil, una prisión bajo su entero dominio, según han señalado testigos que han pasado por ese establecimiento penitenciario.Condenado en 2011 a 34 años de prisión por narcotráfico, delincuencia organizada y homicidio, ‘Fito’, a cuya banda criminal se le atribuyen nexos con el cartel mexicano de Sinaloa, ha protagonizado varias fugas como esta última, cuyas circunstancias aún no han sido esclarecidas.Y mientras las autoridades buscaban a ‘Fito’ se desató la semana pasada una ola de atentados y acciones violentas atribuidas a delincuencia organizada que incluyeron el secuestro de policías, asesinatos, artefactos explosivos, vehículos incendiados, motines en cárceles con 200 rehenes (ya liberados) y la toma de un canal de televisión por parte de trece encapuchados armados, ahora detenidos.Esto llevó al presidente de Ecuador, Daniel Noboa, a declarar estado de excepción con toque de queda nocturno y la “guerra interna” a las bandas del crimen organizado, que pasaron a ser consideradas como grupos terroristas y actores beligerantes no estatales a ser neutralizados por las Fuerzas Armadas, que ahora están a cargo de la seguridad del país.Reducción de muertes violentasEl viceministro de Gobierno, Esteban Torres, señaló este sábado que, gracias a las recientes acciones del Ejecutivo, el promedio diario de muertes violentas en Ecuador ha bajado “de 28 a 6.”En su cuenta de la red social X, añadió que “en cuestión de 40 días se ha logrado más que en dos Gobiernos previos, que no supieron hacer nada y descuartizaron al Ecuador”. “Lejos de celebrarlo, que nos sirva para ratificar que vamos por el camino correcto y no debemos desmayar. Sigamos unidos como país, que venceremos”, finalizó.Según reportes del Gobierno, un total de 2.578 personas han sido detenidas en Ecuador durante los primeros once días de la declaración de un “conflicto armado interno” contra el crimen organizado, de los cuales 158 fueron arrestados por presunto terrorismo.Se trata de un balance del Gobierno publicado este sábado sobre las operaciones policiales y militares realizadas en el territorio nacional bajo este nuevo escenario, donde 22 bandas del crimen organizado han sido consideradas como grupos terroristas y actores beligerantes no estatales.Por otra parte, y en el marco de operaciones de seguridad, las fuerzas del orden de Ecuador y Colombia hallaron un semisumergible, con 3,2 toneladas de “sustancias sujetas a fiscalización”, a 32 millas náuticas de la costa de Esmeraldas, y detuvieron a tres ciudadanos colombianos.

Publicidad